10 claves para un eCommerce efectivo

0
3770

Quién hubiese dicho que iba a llegar un día en que los productos pudiesen comprarse de un lado a otro del mundo y se consiguiese que estos llegaran en perfectas condiciones de forma veloz como si del Correcaminos se tratase. Esto es lo conocido como comercio electrónico, más famoso como eCommerce: venta, compra, distribución, marketing y suministro de información de servicios o productos a través de Internet.

Como una empresa no puede ponerse a la ligera a vender a través de Internet, ya que si quiere tener éxito en este comercio de las redes que nos acontece, debe tener una serie de claves para llevarse a la competencia por delante. Desde Revista PYMES os proponemos 10 claves para que vuestro negocio online funcione. 

datos1. Velocidad en la página: el Correcaminos sigue presente y la imagen que uno tiene de este personaje de dibujos y de su huida del coyote, es como le tiene que cargar al usuario tu página, ya que el cliente potencial no tiene paciencia y si tarda hasta un segundo más de lo que debería en cargarse, este suele abandonar la página. Según el blog Kissmetrics 1 segundo de carga de la página puede suponer un 7% de reducción en conversiones y un 11% de abandonos del carrito.

2. Enfocar la página hacia un enfoque landing: la página de tu producto debería de tener la capacidad de hacer el trabajo ella sola, sin ayuda de ninguna otra página, ya que así el cliente se queda con tu página y no con otras que le hagan olvidar la tuya. En el caso de querer poner más información se pondría un desplegable que no le haga abandonar la de origen, la tuya. Tener esta estrategia hará que analices la conducta de los usuarios que visitan tu página. Alguna serie de cambios como modificar la posición, el tamaño y el color del botón comprar puede hacer que este note un auge o viceversa. Por el contrario, no debes incentivar a que el futuro comprador se vaya de la página de la cesta de compra de tu producto.

3. Descripción del producto: hay que saber detallar (volumen, peso…) el producto que estás vendiendo para que el cliente se haga una idea de lo que está comprando y si le viene bien o no, comprarlo, ya que no debería hacerse una falsa idea de esa información, puesto que si no al recibirlo y ver cómo es, este quedaría desilusionado y no volvería a comprar en tu empresa.

4. Fotografías de calidad: las fotografías siempre deben tener buena calidad, es decir que no estén pixeladas, además de que está bastante bien que a un click del producto se puede agrandar más el producto a ojos del usuario. Las fotografías tienen que ser fieles a la descripción de tu producto, puesto que los futuros compradores todavía no suelen fiarse de este tipo de compras y tiene miedo al timo. Ya que van a comprar algo quieren ver tal y como es, sin engaños y de forma segura.

5. Diseño de tu página: el usuario debe fiarse del lugar en el que está navegando, por ello tienes que hacer un diseño de página web claro, directo, sencillo sin florituras. Todo esto supondrá una comunicación rápida y fácil de encontrar al comprador, para que a este le queden claro todas las opciones -a través de los botones (comprar, descargar…)- y tenga facilidad y velocidad a la hora de hacer la compra.

Shopping cart

6. Pide los datos justos: el cliente es reticente a la hora de dar sus datos y más en el mundo de Internet, por eso deja claro qué harás con sus datos y pide sola y exclusivamente la información que necesites.

7. Políticas y dudas: pon un apartado para que el cliente pueda sentirse seguro, exponer sus dudas y resolverle todo tipo de información (cuándo recibirá su pedido, por dónde está, devolución, atención al cliente…).

8. Herramientas que te encuentren y faciliten sobre la inmensidad de Internet: Internet no tiene fronteras, hay millones de páginas, miles de tiendas virtuales como la tuya, a diferencia de lo que ocurriría con una tienda física, que por mucho que haya más tiendas del estilo no será tan fácil que otra te sobrepase y la tuya pase desapercibida. Por ello, hay que crear una serie de herramientas que provoquen tráfico en tu página como el marketing de contenidos (generar contenidos originales y diferenciarte de la competencia para que vengan a por ti y compartirlos a través de las redes sociales, mejorar el posicionamiento SEO y el posicionamiento de pago en buscadores SEM, asociarse con otras empresas o pagar a otras webs para que llegue tu producto).

9. Análisis: tienes que saber cuáles son los criterios de búsqueda que son relevantes para poner como palabras sugeridas la que tú has escogido para catalogar tu producto y así que el cliente pueda encontrarla en el buscador.

10.Gestionar el proceso de compra: en muchas ocasiones es tan largo este proceso y tienes que pasar tantos pasos para realizar tu compra que terminas abandonando la gestión. Por ello, debemos evitar que haya que pasar muchos pasos de registro y pago y así los futuros compradores no huirán, ya que cuantos más pasos pongas, más posibilidad tendrás de que estos se vayan antes de comprar tu producto. Para ello, lo mejor es que pidas toda la información en una sola página y que te lleve directa al pago.

Como se puede ver el comercio electrónico es una forma rápida y eficaz de poder tener un negocio sin necesidad de que sea físico. En la actualidad es una opción que se lleva mucho y tiene muchas puertas abiertas, ya que es una manera de llegar a todo el mundo y ahorrarse una serie de costes. Solamente hay que creer en tu producto, ya que no se puede vender cualquier cosa. El público exige calidad, seguridad; ya que la gente es muy desconfiada; aspecto que es muy normal con la serie de mentiras que hay en la red. En definitiva, estas serían las herramientas perfectas para ayudar a conseguir a tu negocio compras como un buen entrenador encuentra sus Pokemon… Así que… ¡Hazte con todos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.