Parece que la calidad del empleo no es una apuesta en nuestros días, según afirma María Ángeles Valls, profesora del departamento de Dirección y Organización de Personas de ESADE. Para ello se basa en los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA), del cuarto trimestre de 2013, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y es que, aunque se destruye menos empleo, está habiendo una mayor contratación a tiempo parcial, en detrimento de la contratación a tiempo completo, lo cual conlleva a una peor calida. De hecho, “es más que probable que muchos de estos ocupados a tiempo parcial no lo sean por voluntad propia”, asegura, al tiempo que recuerda la gran devaluación de los salarios fruto de la Reforma Laboral, cuyo mayor “logro” ha sido el ajuste de los mismos.
Valls destaca que los resultados de la EPA manifiestan que la situación del mercado de trabajo no termina de remontar tampoco en términos de actividad, al tiempo que recuerda la elevada tasa de paro entre los mayores de 40 años, cifrado en el 43 % y el de mayores de 50, situado en el 20 %, siendo las consecuencias de no poder cotizar al final de la de la vida laboral claves para las políticas sociales y la jubilación.
www.esade.edu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.