El orgullo de pertenencia es fundamental para que una empresa funcione pero ¿cómo se puede generar en una pyme? Marta Díaz Barrera, consultora de transformación de talento y CEO de Talentoscopio, afirma que es fundamental contar con una buena comunicación interna y externa de la empresa con todos sus grupos de interés, así como instaurar nuevas maneras de hacer las cosas para permitir que fluya la creatividad, nuevos enfoques o innovación, siendo punteros también en tecnología.

Aunque Barrera advierte que, para gestionarlo, teniendo en cuenta que en la empresa más de la mitad del equipo quiere un cambio y busca otras compañías en las que trabajar, es fundamental que exista, por parte de la dirección, un interés por crear este orgullo de pertenencia e implicarse en su creación. Por ello recuerda que temas clave para ello son predicar con el ejemplo, entender que el estilo de liderazgo ha evolucionado y que ahora el liderazgo de abajo-arriba está permitiendo a los equipos una mayor creatividad y una participación más colaborativa en el negocio. Aunque también recomienda ofrecer flexibilidad y opciones para conciliar o explicar qué se va a ganar cuando definimos una cultura de talento firme, por poner algunos ejemplos.

Y cuando ese orgullo va desapareciendo, nada mejor que valorar el talento, dar y crear oportunidades al equipo, hacer un balance y un análisis de los profesionales que tenemos, establecer las prioridades; escuchar más o desarrollar un mapa de competencias de equipo, adaptado a los cambios del mercado para que vean que no se quedan estancados y que evolucionan, concreta la experta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.