Parece que la fórmula para obtener créditos más baratos pasa por el denominado P2P, también conocido como crowdlending, préstamos entre particulares, un sector que ha movido unos 6.000 millones de euros en todo el mundo durante este año.

Por ello la plataforma internacional de préstamos P2P, Lendico; ha hecho una comparativa entre este tipo de préstamos y los créditos rápidos o minicréditos. Así, en la misma se destaca que los intereses de los créditos entre particulares son un 30 % más baratos, pueden abonarse en múltiples plazos, son totalmente transparentes y no cuentan con cargos adicionales por amortizar el préstamo antes de lo establecido.

Por su parte, los créditos rápidos, que ya alcanzan los 4.900 millones de euros a nivel mundial, deben abonarse en menos pagos, cobran una comisión por cancelación o reembolso anticipado y si el prestatario modifica las condiciones contratadas, se deben pagar tarifas adicionales, por lo que incluso se podrían solicitar nuevos pago, lo que conllevaría un mayor endeudamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.