En el Portal de Belén luce un día soleado. En el horizonte se perfila una luna llena dispuesta a iluminar todo lo que va a acontecer. La alegría inunda a una buena parte de los habitantes de una tierra, en la que la blanca Navidad en este año va a tener otro color. Rayos de esperanza en el horizonte, nublados a veces por la incertidumbre… pero no importa porque todo puede remontarse. 2015 años de vida en el calendario gregoriano así lo demuestran, aunque la vida en la tierra existiera mucho antes… Una vida en la que priman los buenos deseos, la ilusión y la esperanza, aunque a veces se nos olvide…

FELIZ NAVIDAD a todos, incluso a los desesperanzados. No hay que olvidar que el sol siempre vuelve a salir, aunque a veces veamos el horizonte muy oscuro. Este año, más que nunca, podemos comprobarlo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.