La financiación es uno de los grandes problemas de las pymes. Durante los últimos años han surgido iniciativas que facilitan la misma. Las plataformas de financiación participativa son una de ellas, permitiendo diversificar las fuentes de financiación y poniendo a disposición de los ahorradores préstamos para empresas.

Desde la fintech especializada en crowdlending, October, consideran que en 2019 se llevarán a cabo diferentes alianzas entre este tipo de plataformas y los grandes bancos. Esto es lo que ya ha ocurrido entre October y Liberbank. Alianzas que se prevé que puedan conceder los préstamos en un reducido periodo de tiempo.

De 2019 también se espera que sea el año en el que se apruebe la propuesta de crear un pasaporte europeo para el crowdlending, con el que se permita operar a estas plataformas en todo el bloque comunitario. Y, de entre las los escenarios que se están barajando, desde October confían en que finalmente se elija el denominado “Régimen 29”, por el que se estipula que cada plataforma puede elegir la regulación a la que prefiere estar sujeta: a nivel europeo o nacional, ya que beneficiaría a las pequeñas que operan a nivel nacional y no tienen intención de salir del país.

Las otras dos opciones pasan por un régimen de armonización máxima, que impulsaría una misma regulación europea para todos y que sustituiría a las existentes que ya se aplican en cada país. Por último, un régimen de armonización mínima, en el que existiría un régimen común, pero permitiría a cada país imponer sus particularidades, algo que en October no apoyan.

Otra de las tendencias previstas viene de la mano del apoyo de las instituciones públicas a este tipo de financiación. Y todo ello junto a los acuerdos que las fintech pueden llegar con los grandes grupos empresariales, por poner algunos ejemplos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.