El Banco Europeo de Inversiones y Kutxabank siguen fieles en su apuesta por las pymes y por ello han unido sus esfuerzos en una financiación conjunta por valor de 400 millones de euros, repartidos a partes iguales, que irán destinados, principalmente, al sector industrial y de servicios, con el fin de que ningún proyecto viable se quede sin financiación tanto por las condiciones como por los plazos, tal y como afirma Gregorio Villalabeitia, presidente de la entidad vasca.

Con este dinero, ambas instituciones pretenden generar un impacto positivo tanto sobre la actividad económica como sobre el empleo. De hecho, el Grupo BEI, en el que se incluye el Fondo Europeo de Inversiones, destinó en 2014, 25.000 millones de euros para el apoyo a pymes, de los que se beneficiaron unas 290.000 entidades en toda Europa. En España este importe ascendió a 7.603 millones de euros, con más de 62.000 empresas beneficiarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.