En un mundo laboral en el que las tasas de paro siguen siendo elevadas, acuerdos como el de CEPYME y Randstad que faciliten el impulso del empleo, siempre son bienvenidos. Un acuerdo por el que ambas entidades desarrollarán proyectos conjuntos, además, relacionados con la formación y el reciclaje de los recursos humanos en las pymes. A lo largo de esta entrevista abordamos este tema con Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, junto a otros problemas que afectan actualmente al mercado laboral.

Randstad acaba de firmar un acuerdo con CEPYME con el fin de desarrollar proyectos conjuntos para impulsar el empleo entre las pequeñas y medianas empresas. ¿En qué se traduce esto?
Se trata de encontrar el espacio común entre ambas entidades. Randstad, como líder en la industria del empleo, puede ayudar con sus diversas áreas a mejorar la gestión del talento en las pequeñas y medianas empresas. Asimismo, este permitirá a ambas entidades analizar posibilidades en la búsqueda de un mercado laboral que sea cada vez más efectivo.

¿De dónde ha partido la idea de este acuerdo y cuáles son los retos a conseguir?
Este acuerdo de colaboración nace para aprovechar las sinergias entre ambas entidades. Como empresa líder en materia de contratación y expertos de referencia en el mercado laboral, Randstad es consciente de la importancia vital de las pymes para la generación de nuevas oportunidades laborales y la recuperación de elevadas tasas de empleo. Las pymes son el motor que impulsa el mercado laboral nacional y la creación de nuevos puestos de trabajo.

¿Cuáles son los puntos fuertes del acuerdo?
Es un punto de encuentro para proporcionar transparencia e información tanto a empresas como a personas en búsqueda de empleo. Las pymes generan cerca del 70 % del empleo en España, lo que refleja la importancia de desarrollar proyectos de impulso del empleo y de mejora de los recursos humanos en estas empresas, que son la clave para asentar la recuperación económica y la generación de puestos de trabajo.

En un momento en el que las cifras de desempleo se sitúan por encima del 23 %, todo tipo de iniciativa que fomente el empleo es necesaria. ¿Cómo y en qué medida pretenden impulsar el mismo gracias a esta iniciativa?
Nos encontramos en un momento de crecimiento económico, en el que la generación de empleo ha llegado ya a varios sectores productivos. El objetivo de Randstad es ayudar a las pequeñas y medianas empresas a cubrir las necesidades en materia de recursos humanos, aconsejar en materia de contratación y aportar todo nuestro esfuerzo para la generación de nuevas oportunidades empresariales. Gracias a nuestra implantación en todos los continentes, tenemos la capacidad de prever nuevas tendencias y necesidades que demandarán las empresas a corto y medio plazo.

¿Cómo van a hacer llegar esto a las pymes?
CEPYME es el canal más adecuado para acceder a las pymes. Este acuerdo es una puerta abierta entre las dos partes. Pondremos todo nuestro esfuerzo en cumplir con las demandas de las empresas y ellas saben que tienen la posibilidad de cruzar el umbral para solicitar nuestra ayuda siempre que quieran. En Randstad las pymes siempre han sido bienvenidas y la firma de este acuerdo lo reafirma.

Según un análisis realizado por Randstad recientemente, sobre la jornada de trabajo de los empleados en España, en función de las diferentes regiones de nuestro país, se ha producido un aumento del empleo tanto a tiempo parcial como temporal. ¿Consideran que esta tendencia va a ir al alza? Y ¿en qué medida el mismo es de calidad?
Las empresas demandan flexibilidad a la hora de contratar nuevos profesionales. El encorsetamiento del mercado laboral en algunos aspectos resulta contraproducente a la hora de fomentar la contratación.  En este punto, debemos diferenciar entre trabajo parcial y el trabajo temporal.
El trabajo a tiempo parcial ha ascendido en España durante los últimos seis años de manera consecutiva, si bien todavía se sitúa por debajo de la media europea —16 % frente al 20 %—. Cabe destacar que todos los países de Europa con tasas de paro menores al 8 % disponen de una elevada penetración de trabajadores a tiempo parcial en sus mercados laborales, por encima del 24 %. Este es el caso de Noruega o Suiza, que cuentan con los ratios de desempleo más bajos, en torno al 3,5 %. En Suiza el 35 % de los trabajadores desempeña su actividad a tiempo parcial, mientras que en Noruega esta tasa se sitúa en el 27 %.
Además, tanto en países de Europa como en otras potencias económicas mundiales, como Estados Unidos, apreciamos que la conciliación entre vida personal y entorno profesional es uno de los factores a los que los trabajadores otorgan mayor importancia. El trabajo a tiempo parcial permite compatibilizar estas esferas o las de formación y empleo, por ejemplo, entre los universitarios.
El trabajo temporal, por su parte, supone una oportunidad para aumentar la empleabilidad de los candidatos. Sirve, en ocasiones, como una primera toma de contacto con el mundo laboral, en el caso de los jóvenes, o como una segunda oportunidad para los desempleados de larga duración. Las empresas han ajustado sus plantillas para reducir costes en una etapa de recesión económica. Cuando aumenta el volumen de negocio tras este periodo, apuestan por incorporar profesionales con una duración determinada para poder cumplir con la demanda. España es un país donde el turismo o la hostelería tienen una gran incidencia en el mercado laboral. La estacionalidad de estos empleos fomenta este tipo de contratación, que en ningún caso debería ser de menor calidad.

En el mismo también se destaca cómo mejoran sectores como el de la construcción, industria y servicios. ¿Cuáles son las previsiones del sector tecnológico para este año y dentro del mismo cuáles los trabajos más demandados?
Las TIC conforman uno de los sectores en los que prevemos un mejor comportamiento del empleo en los próximos años. La automatización de procedimientos tecnológicos, el almacenamiento y análisis de información, el Big Data y el posicionamiento en entorno on-line aumentan su importancia en el ámbito empresarial día tras día. Dentro de este sector podemos destacar la demanda de analistas programadores, desarrolladores de aplicaciones, administradores de sistemas informáticos y consultores SEO-SEM, entre otros.

¿Cómo se puede explicar el hecho de que para 2020 se prevean 2,5 millones de desempleados, con una escasez de 1,9 millones de profesionales en determinados sectores? ¿Cuál es el fallo y de quién proviene el mismo?
En primer lugar debemos destacar la falta de adecuación entre la demanda en el mercado laboral y la oferta formativa de los profesionales. Es decir, existe una diferencia entre lo que necesitan las empresas y la formación académica de los potenciales empleados. Se trata de un fallo que tiene que ver con la concepción de la educación y la falta de relación con el mundo empresarial.
Por ejemplo, según las previsiones de Randstad, en Europa la demanda de profesionales STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics) crecerá un 14 % hasta 2020. En España, sólo el 1 % de los universitarios responden a este perfil. La media de crecimiento en el resto de profesiones para este mismo periodo se sitúa en el 3 %.

¿Cuál sería la solución a este problema?
Se debe acercar el mundo de la empresa, del empleo, a las universidades y centros formativos. Creemos también que este es un reto de empresas y organizaciones patronales, que en su conocimiento del mercado laboral seguro que podrán aportar ideas y proyectos que influyan en este ámbito para reducir al máximo los desajustes que se producen entre oferta formativa y demanda real.
¿Seguirán las pymes españolas apostando por los perfiles júnior frente a los sénior? ¿Por qué no potenciar un perfil mixto?
Desde Randstad se detecta un aumento de la demanda de profesionales con experiencia, que les permite una rápida adaptación al puesto de trabajo y conocen el sector en el que van a desarrollar su actividad.
En el caso de los profesionales júnior, tienen aptitudes innatas que, en algunos casos, cuesta encontrar en perfiles más sénior. Por ejemplo, ocurre con los trabajadores más jóvenes, los nativos digitales, que tienen la capacidad de trabajar en modo ‘multitarea’, con varios dispositivos a la vez, y aportan conocimientos informáticos que son imprescindibles para determinados puestos de trabajo.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.