No, los nuevos trabajadores no tienen las mismas perspectivas ni las mismas demandas que los de generaciones pasadas. El éxito o el fracaso de las compañías están en manos de una nueva generación, la de los millenials, para los que la posición o el salario no son determinantes a la hora de elegir un trabajo. ¿Qué quieren? Líderes que les motiven, asesoren y apoyen porque quieren aprender con lo que hacen. Esperan que sus jefes sean sus amigos, poder hablar con ellos no solo de trabajo sino también de su vida. Prefieren empresas de pequeño tamaño en las que es más fácil establecer altos niveles de compromiso. Desean que les den formación que les permita avanzar en sus carreras. En definitiva, y tal y como comenta Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España, esta es una generación en la que el 61 % de sus miembros tiene la intención de crear o ya ha creado su propia empresa, que tiene otra manera de acercarse al liderazgo y que necesita estar comprometida con lo que está haciendo. Por ello, las empresas necesitan identificar las nuevas necesidades de los mismos, así como a las personas con talento capaces de llevar la organización hacia adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.