El e-commerce está sufriendo una dura realidad: los falsos compradores que estafan haciendo pedidos con datos y cuentas bancarias ficticias. ¿Qué hacer ante esto? La compañía Xopie, especialista en la creación de tiendas on-line, indica que todo negocio on-line está obligado, por legislación, a confirmar al cliente la operación que acaba de realizar, pero no a aceptar todas las transacciones que se tramiten a través del carrito de la compra. Asimismo recomienda comprobar los datos del futuro cliente, verificar si coinciden los datos de registro con los de facturación y los de entrega, ya que datos sin sentido y entregas con destino oriental puede no ser de fiar. También es necesario  verificar los medios de pago porque suele ser sospechoso el pago con la misma tarjeta de varios pedidos y las entregas en puntos diferentes.

Xopie aconseja también conocer tanto el mercado en el que se opera como al cliente. En este sentido, señala que hay sectores como el tecnológico que están más expuestos a sufrir fraudes y además hay que desconfiar de los grandes pedidos o de los pequeños repetidos muchas veces por el mismo usuario. Y si el comercio no está orientado al mercado internacional, hay que extremar la precaución si el pedido procede del extranjero.

Publicidad

Todo ello usando pasarelas de pago fiables que garantizan seguridad en los protocolos y pagos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.