Según la consultora Alma Consulting, “las pymes nunca han tenido a su disposición tanta financiación como en este momento, tanto a través de deducciones/Cash Back y bonificaciones por personal investigador como de financiación directa, a través de ayudas nacionales y europeas como el Instrumento Pyme.

Desde Alma Consulting se destaca que si las deducciones por I+D+i no han sido tan efectivas por la limitación en la aplicación, una alternativa a las mismas son las bonificaciones a la Seguridad Social por personal investigador. Con ellas las entidades con trabajadores con dedicación en exclusiva a actividades relacionadas con el I+D+i pueden conseguir una bonificación del 40 % en las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes.

Publicidad

Las empresas que quieran hacer uso de estas bonificaciones y apliquen deducciones fiscales, tendrán que aportar ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria una memoria anual de actividades y proyectos ejecutados e investigadores afectados por la bonificación en el ejercicio vencido, al presentar su declaración del impuesto de sociedades. Además, se podrá solicitar la devolución del exceso ingresado, dictando y notificando la Tesorería General de la Seguridad Social la resolución en los seis meses siguientes a la presentación de la solicitud de esta devolución.

Por parte de la financiación directa, la Comisión Europea pone a disposición de las pequeñas y medianas empresas el “Instrumento PYME”, dotado con 78.000 millones de euros y sufragando el 70 % de los costes subvencionables. El mismo también va orientado hacia proyectos de innovación con alto potencial para el crecimiento, desarrollo e internacionalización de este tipo de compañías pero debe basarse en una idea muy innovadora en su sector o mercado, adentrándose en el I+D+i.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.