La lucha electoral está en su punto más álgido pero los partidos políticos no se caracterizan por detallar sus programas. Por ello hoy resumimos los puntos relativos a sus propuestas en materia empresarial, centrándonos en el PSOE, IU y Podemos. El jueves hablaremos del PP, UPyD y Ciudadanos.

En materia laboral el PSOE propone recuperar el Estatuto de los Trabajadores con todos sus derechos, garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos del empleo, y avanzar hacia una mayor paridad entre ambos sexos con respecto a los permisos parentales, aumentando el permiso por paternidad hasta las cuatro semanas. También aprobarán una nueva regulación para las enfermedades profesionales, considerando estas las que se ocasionen o agraven en el centro de trabajo.

Publicidad

Harán desaparecer la figura de los falsos autónomos y terminarán con las becas que encubren verdaderos contratos de trabajo, especificándose en el nuevo Estatuto de los Trabajadores una nueva definición del becario, donde garantizarán sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Proponen tres modalidades de contrato de trabajo: un contrato de trabajo indefinido para la cobertura de puestos de trabajo estables; otro de trabajo temporal para la cobertura de puestos de trabajo temporales; y uno de relevo y para la formación. No podrán cubrirse puestos de trabajo permanente con contratos temporales y ningún contrato temporal podrá durar más de 1 año, aunque la negociación colectiva podrá extenderlo hasta 2 y determinar tasas máximas de temporalidad en los distintos sectores de actividad productiva, incluidas las administraciones públicas. En cuanto a las empresas que abusen de la contratación temporal, pagarán más cotizaciones sociales, porque su abuso supone un sobrecoste para todos en el pago de las prestaciones por desempleo.

El salario mínimo interprofesional ascenderá al 60 % del salario medio neto. Se acabará con la brecha salarial entre hombres y mujeres, al tiempo que se limitarán y controlarán las horas extraordinarias en las empresas para aumentar las contrataciones y mejorar la conciliación laboral y familiar. También se promoverán en el marco de la negociación colectiva unos horarios laborales más acordes con los países de nuestro entorno, que permitan una conciliación efectiva de la vida laboral. El trabajo a tiempo parcial también será regulado.

Por otro lado se incrementaría el número de inspectores de trabajo y Seguridad Social, elaborando un plan de lucha contra la precariedad laboral.Election - Senior Thumbsup

 

Podemos: subiría el salario mínimo interprofesional hasta los 750 euros, con una jornada de 35 horas semanales, una derogación de la reforma laboral y la jubilación a los 63 años. Reformarán el Impuesto de Sociedades, haciéndolo más sencillo, garantizando que se mantienen las diferencias en función del tamaño y el tiempo de actividad de la empresa.

Eliminarán los privilegios fiscales y la mayoría de las deducciones, para lo que controlarán la deducción de gastos financieros y los beneficios fiscales que se mantengan tendrán que estar debidamente justificados, atendiendo a la productividad y creación de empleo. Al tiempo que lucharán contra el fraude en la contratación, principalmente en los contratos temporales, con una mayor inspección.

A la hora de repartir los beneficios, establecerán un tipo diferenciado en función del destino de los beneficios: un tipo estándar para los distribuidos a los accionistas, del 30 % y del 25 % para los beneficios reinvertidos productivamente en la empresa, en particular en actividades de ampliación y renovación de bienes de equipo y actividades de I+D+i. Esta reinversión de los beneficios deberá ser verificada por la Administración y los representantes de los trabajadores.

También eliminarán las posibilidades de utilizar sociedades como pantallas para la evasión fiscal e interpondrán sanciones a quienes incumplan la ley de morosidad. Reforzarán el apoyo a la pequeña empresa entre las actividades del Instituto de Crédito Oficial (ICO) Asimismo, facilitarán el acceso a la asistencia jurídica en los procesos concursales y favorecerán la mediación extrajudicial.

La negociación colectiva será revisada, estableciendo un nuevo régimen de vigencia y prórroga automática de los convenios colectivos, reconociendo el grupo empresarial como unidad de negociación. Y reforzarán las garantías para ejercer el derecho de huelga.

Reformarán la contratación temporal y a tiempo parcial: Los contratos de obra o servicio se convertirán automáticamente en contratos indefinidos cuando su duración sea superior a un año, o cuando se concatene una sucesión de estos contratos durante dicho periodo. Los contratos a tiempo parcial de temporada deben convertirse en contratos fijos discontinuos que garanticen el derecho a llamamiento. Y los contratos a tiempo parcial deberán fijar el cómputo de la jornada con referencia semanal y deberán establecer un umbral mínimo del 50 % de la jornada habitual.

En su programa también incluyen una regulación de las horas extraordinarias, una igualdad de género en el mercado de trabajo con la reforma del sistema de permisos por nacimiento o adopción, y con el establecimiento de un calendario que aumente el actual permiso de paternidad hasta igualarlo con el de maternidad y la eliminación de la brecha salarial. Y eliminarán todos los incentivos al empleo a tiempo parcial.

 

 

Izquierda Unida, por su parte, replantea las relaciones laborales, en un debate en el que participen sindicatos, patronales y sociedad civil para asegurar un nuevo marco normativo en el que se garantice el trabajo digno para todos, generando un nuevo pacto social.

Apuestan por la incentivación de la contratación indefinida para la mujer. Jornada laboral de 35 horas semanales, compensando económicamente a las empresas de menos de 20 trabajadores que establezcan esto. Penalización de las horas extraordinarias. Jubilación con todos los derechos a los 65 años y voluntaria a los 60. Y un salario medio de 1.176 euros al mes, en 14 pagas, mejorando los salarios en función de la productividad, eliminando la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Optan por el contrato indefinido con plenos derechos, endureciendo el control sobre los temporales. Rechazan el contrato por obra. Las becas también quieren regularlas como uso exclusivamente formativo.

Abogan por conceder incentivos a las empresas que contraten a mujeres indefinidamente, al tiempo que quieren mejorar el contrato a tiempo parcial con horarios estables, estableciendo jornadas máximas del 30 %.

En cuanto al despido, solo puede ser procedente, por incumplimientos grave o nulo. Indemnizaciones por despido de 45 días y recuperación de los salarios de tramitación. Las empresas con beneficios no podrán despedir. Un mayor control judicial en las causas alegadas por la empresa. También prohíbe las horas extras y la imposibilidad de contratar temporalmente en los procesos de despidos colectivos.

Las pymes son importantes para ellos, por lo que ayudarían a este colectivo empresarial con una política de compensación por nuevas contrataciones en una jornada de 35 horas semanales. Una compensación por el incremento del salario mínimo interprofesional hasta los 1.100 euros y la implementación de nuevas líneas de crédito a través del ICO, por poner algunos ejemplos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.