¿Conoces tus necesidades reales de gestión? ¿Sabes cuál es la previsión de los requerimientos que podrían surgirte en los próximos cinco años? Estas son dos cuestiones fundamentales que tienes que tener en cuenta a la hora de contar con un ERP, ya que si no estarás limitando en gran medida tu capacidad para crecer, apoyándote en una herramienta que incremente tu productividad a corto, medio y largo plazo. Así lo asegura Isabel Pomar, directora comercial de Datisa, desarrollador de software de gestión, quien destaca como errores más comunes entre las empresas el hecho de tener en cuenta el precio como primera variable, algo incorrecto teniendo en cuenta que lo primero que hay que mirar es la capacidad que ese ERP tiene para resolver los problemas que se nos presenten. Y más con las nuevas fórmulas de comercialización que han abaratado los mismos en los últimos tiempos.

La sencillez tendría que ser otra de las variables, en lugar de la complejidad de las soluciones y la utilización del 100 % del software debería ser otra de las premisas.

¿Más consejos? Sí, Isabel Pomar nos recomienda no dejarnos llevar por las soluciones de moda sino evaluar el producto o servicio objetivamente, buscando un proveedor de confianza contrastada y una solución que se adapte a nuestras necesidades, teniendo en cuenta asimismo la formación y el soporte técnico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.