Ya ha finalizado el plazo para dar soporte a Windows XP, por lo que los dispositivos que operan con este sistema operativo no recibirán actualizaciones de seguridad. El problema es que, según datos de Gartner, más del 15 % de las medianas empresas utilizan Windows XP en, al menos, un 10 % de sus PCs.
Ante esto Fortinet previene sobre las amenazas que podrían producirse ya que los hackers que poseen exploits zero day podrían venderlos al mejor postor, utilizándolos, previsiblemente, contra negocios de alto valor. Un ejemplo que podría causar un gran perjuicio: atentar contra los cajeros automáticos, ya que el 95 % de estos equipos están gestionados por ordenadores que operan con Windows XP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.