Las reacciones a las nuevas cargas impositivas, como el plus de transporte, exento de cotización a la Seguridad Social hasta diciembre del año pasado hasta los 129 euros, no se han hecho esperar.
Las organizaciones empresariales de servicios ASPEL, APROSER, ASEJA y AMI, que aglutinan en torno a los 300.000 puestos de trabajo, rechazan esta medida aprobada por el Gobierno “porque la misma supone un incremento del 2 % de los costes laborales fijos” de los sectores a los que engloban estas organizaciones: limpieza de edificios, seguridad privada, jardinería y mantenimiento.
Esto, unido a la supresión de un gran número de bonificaciones a la contratación y la cotización del plus de vestuario, ha hecho que en los últimos 18 meses los costes de cotización se hayan incrementado un 4,5 % en medio de una crisis que ya ha hecho prescindir de más de 100.000 trabajadores desde el año 2008 en dichos sectores, por lo que las asociaciones empresariales mencionadas consideran que “esto repercutirá en una destrucción de empleo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.