España no consigue quitarse el lastre de ser uno de los países más piratas. Una vez más así lo destaca el informe presentado por BSA, llevado a cabo por IDC.Y no es para menos si tenemos en cuenta que la misma llega al 45 %, un punto más que en el ejercicio anterior, lo que conlleva una pérdida económica de 758 millones de euros.
Fernando Valderrama, portavoz del Comité Español de BSA y presidente de Presto, asegura que los usuarios y los directores de tecnologías de la información de las empresas españolas están preocupados por los riesgos que conlleva el uso de software no autorizado. “Sin embargo, no están tomando las medidas oportunas”, comenta. En línea con las prácticas que hay que llevar a cabo, BSA insiste en medidas eficaces de gestión del software en el entorno empresarial; una actividad que tiene que hacer frente a un panorama bastante negro ya que sólo el 34 % de las empresas en España tiene políticas formales establecidas con los requerimientos pertinentes para el uso de software con la licencia correcta. Junto a ello, BSA apela por un desarrollo de un compromiso político y social sobre el respeto de los derechos de propiedad intelectual del software.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.