Tomàs Font, director general de Wolters Kluwer Tax&Accounting, destacó que en periodos de crisis hay que fijarse en el crecimiento de los despachos y de los clientes porque si los clientes crecen, tu negocio sale fortalecido. Recomendó aumentar el tamaño de las empresas porque el mismo garantiza una mayor suficiencia. ¿Qué ocurre si se mantiene el tamaño? “Las pequeñas sufrirán más y, aunque no crecer es válido a corto plazo, no ocurre lo mismo a largo plazo porque no añade valor, ni riqueza, ni empleo y nos hace más vulnerables con respecto a los competidores, pudiéndonos sacar del mercado”.
En la voluntad de hacer que estos profesionales caminen hacia la excelencia, Wolters Kluwer quiere poner a su disposición, además de un aumento de la dotación del Fondo de Apoyo a la Innovación del Despacho Profesional y la Empresa de Wolters Kluwer | A3 Software, que este año ascenderá hasta 3,5 millones de euros, las herramientas tecnológicas que estos profesionales necesitan.
“La tecnología ha traído consigo la interconexión de las empresas y la globalización nuevas formas de consumo, nuevos mercados, más servicios y por consiguiente nuevas oportunidades”, añadió, “porque la generación de conocimiento y la transmisión de una marca es un proceso muy rápido. Hay, incluso, una lucha feroz por el conocimiento y el talento”. Y todo ello sin olvidar las nuevas maneras de hacer negocio, ámbito en el que se mueven los asesores. Para todos ellos Wolters Kluwer ha puesto en marcha varias iniciativas que afectan a la eficiencia, al crecimiento de la productividad en el área del despacho. Y si hace un par de años lanzaron a3scan y a3ERP, en 2014 le ha tocado el turno a a3ASESOR |bank, que automatiza el 90 % de todos los procesos contables y agiliza, con más de un 75 % de ahorro, el tiempo invertido por los despachos profesionales en este tipo de gestiones con las entidades financieras. Desde su lanzamiento, el pasado mes de diciembre, a3ASESOR |bank ha automatizado ya casi 500.000 operaciones contables. Por su parte, IVA Free, otra de sus novedades es una solución móvil que convierte de forma automática los tickets de caja en facturas electrónicas para recuperar el IVA deducible de los gastos profesionales y con la que se estima que cada año las empresas pueden llegar a desgravar hasta 1.200 millones de euros. Esta iniciativa para mejorar la competitividad de los profesionales y las empresas, con un amplio número de establecimientos adheridos a la red IVA Free, es fruto de una alianza estratégica de Wolters Kluwer con las Cámaras de Comercio de Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao.

Publicidad

Nuevas ideas

Por su parte Cristina Garmendia, exministra de Ciencia e Innovación y experta en estrategia empresarial y tecnología, hizo un repaso por las nuevas tendencias en innovación empresarial. Recordó que la innovación, tan de moda en nuestros días, es una actitud, lo que hacemos todos los días para ganarnos la vida.
En su opinión, estamos mejor posicionados en esta materia de lo que pensamos, hasta el punto que aseguró que nuestros sistemas de investigación están entre la élite, siendo España la décima potencia tecnológica a nivel, mundial, “avanzando cada día más.
La exministra expuso cuatro tendencias imprescindibles a la hora de trabajar y vivir: la importancia de la cooperación en las prácticas empresariales, la investigación y la innovación abierta, el emprendimiento y la relevancia del talento.
Entre otras cosas, recomendó avanzar en la financiación para acompañar a las empresas de rápido crecimiento. Y entre los retos, aunque estos también representan oportunidades, aseguró, figuran el creciente número de personas que están envejeciendo, por lo que se pueden desarrollar productos y servicios determinados. Lo mismo sucede con la necesidad de un transporte inteligente, la dependencia energética, el cambio climático o la seguridad alimentaria porque 842 millones de personas no comen lo suficiente para llevar una vida activa, por lo que emergen oportunidades en productos y servicios. Tampoco dejó pasar por alto la importancia de la cooperación en I D, una práctica empresarial donde las empresas trabajan con sus competidores. Y algo fundamental, la política de alianzas entre los sectores público y privado para avanzar hacia los grandes retos.
Y entre los instrumentos relacionados con la innovación: la compra pública de innovación porque las administraciones públicas tienen mucho poder de compra, al tiempo que recuerda otras grandes iniciativas europeas como los sistemas estatales de cooperación público-privada.
También habló de la necesidad de contar con una investigación de calidad y de una tendencia: la del emprendimiento como motor de innovación, porque el emprendimiento es una cuestión de actitud y es clave para la organización. “El trabajo es colectivo y las habilidades de los trabajadores fundamental, sobre todo la inteligencia emocional”, manifestó. “Se busca la entidad, la persona, su actitud en el equipo y apostar por los trabajadores motivados y formados”.
Se “quejó” de que siempre se habla de retener el talento, cuando el mismo no se retiene de una manera fácil, no es cuestión de motivos económicos , sino de conseguir el espíritu de pertenencia, “me quedo porque este proyecto me gusta”. Pero recuerda que “la gente va y viene y hay que tener a las personas adecuadas”. Prosiguió diciendo que el impacto de una cuenta de resultados tiene mucho de componente de las personas, al tiempo que mencionó la importancia de la cultura de la lealtad, de añadir valor por la consecuencia social. “No todo el mundo tiene que tener muchas ideas pero todos somos necesarios”, a lo que añadió que todo esto es una nueva manera de hacer negocios y las empresas que están saliendo de la crisis lo están haciendo así.

Por último, recordó que en España no nos gusta decir lo que hacemos bien. “Contamos con la generación mejor preparada de la historia y una infraestructura de parques científicos y tecnológicos optimizada y las personas por encima de las organizaciones y de los partidos políticos”. “Y todo ello con los mimbres adecuados para hacer bien las cosas”, finalizó.

Proyecto Cret@
La parte más técnica vino de la mano de Soledad López, subdirectora provincial de Gestión Recaudatoria de la TGSS de Barcelona, quien describió el proyecto Cret@, el nuevo sistema de liquidación directa de cuota de la Seguridad Social, que cambia la totalidad del proceso de liquidación de cuotas y simplifica las obligaciones de información, al tiempo que amplía la información jurídica, permitiendo un mayor control de las liquidaciones. Una característica también importante: el periodo de presentación de la liquidación se reduce en un día.
Soledad López también destacó que en el modelo de facturación, la TGSS calcula la liquidación a nivel de trabajador con la información que hay en sus bases de datos y la no disponible, que debe ser comunicada por la empresa.
El cálculo de liquidación, a nivel de trabajador, se remite solo una vez y se realizará trabajador a trabajador. El control y el cotejo de la información se harán a priori, por lo que la que no cuadre no se admitirá. La tesorería utilizará sus propios datos.
En el cálculo de los tramos, comentó que los temas más importantes son los periodos de alta y baja, la variación de datos, las peculiaridades de cotización, los EREs… Es importante depurar bien las bajas informativas para que la facturación sea correcta. Y la información y variación sobre la contratación de los trabajadores tiene que informarse correctamente, a tiempo y forma.
En cuanto al nuevo proceso de presentación de liquidaciones, los cálculos se realizan en base a la información disponible las bases de datos de la Seguridad Social. El
usuario tiene que enviar las bases de cotización, las horas extras y las bases de contratos en situación parcial. En cuanto a las bases de cotización existe la posibilidad de que el usuario las recupere, siempre y cuando no hayan variado, aunque no se podrán recuperar en enero las bases de diciembre, porque las bases de cotización cambian.

Por otro lado, podrá haber cotizaciones totales y parciales. Si solo se ha pedido calcular una parte, obtendremos una liquidación parcial pero quedarán trabajadores sin validar.
En el periodo de la liquidación el usuario puede tener un fichero de trabajadores y la presentación se realizará asociada al fichero de bases o pidiendo el borrador si no ha cambiado nada. En la tesorería se valida el fichero de información y si está correcto emite un fichero de liquidación, habiendo otro para los trabajadores donde ha habido confusiones. Las equivocaciones hay que corregirlas enviando nuevos datos que no tenemos o consignando los errores en nuestras bases de datos.
A partir del día 24 de cada mes se puede obtener un fichero parcial para los validados y los que tienen inexactitudes. Cuando llega el borrador de confirmación, hay que confirmarlo.

Encajar y superar la adversidad
En muchos momentos el ser humano atraviesa por situaciones en la vida de las que cree que no podrá salir, sin embargo eso no es cierto, como bien explicó Luis Rojas Marcos, profesor de psiquiatría en la Universidad de Nueva York, durante el evento.
Y es que, tal y como recordó, podemos atravesar por momentos en los que el miedo puede paralizarnos y en otras ocasiones podemos estar aturdidos. Peor situación representa la depresión porque nos roba la esperanza y sin ella no podemos superar nada. Por su parte, el estancamiento, vivir detenidos en el pasado, no pasar página ni olvidar, tampoco nos trae nada bueno. Sin embargo, hay situaciones en las que, tras un suceso post-traumático, aprendemos de la adversidad, descubriendo aspectos de nosotros mismos que hasta ese momento no conocíamos. Incluso esta situación nos ayuda a cambiar nuestras prioridades y a disfrutar más de la vida.
Y es que al final, tal y como el experto explica, la vida es un reto y un constante cambio. Y dentro de ella tenemos que encontrar la medicina de la calidad de vida, aquella que nos ayuda a superar momentos difíciles. Dentro de la misma encontramos un término muy de moda en este momento: la resilencia, una mezcla de resistencia y flexibilidad para soportar esos complicados momentos. No rompernos al enfrentarnos a retos que pensamos que no podemos superar, para volver a nuestro estado anterior porque no solo los más fuertes son los que sobreviven sino los que se adaptan mejor a los cambios.
Entre los elementos de la resilencia encontramos las relaciones afectivas, la importancia de decir las cosas y hablar en determinados momentos sobre las cosas que nos están sucediendo. Además, hablar nos ayuda a entender cuál es el problema. La autoestima también es importante, así como pensar en positivo, por poner algunos ejemplos.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.