El viento sopla a favor de las pymes. Así se desprende del “Informe Pyme España 2018”, presentado en CEPYME en el que han participado 1.136 empresas españolas. Y es que un 40,9 % de las mismas consideran que sus ventas aumentarán en 2019. El empleo también cuenta con buenas perspectivas, sobre todo en las medianas compañías, de menos de diez años, no familiares y pertenecientes al sector servicio. Un empleo que se ha visto incrementado en este 2018 en el 21,4 % de las pymes y se ha mantenido en el 74,4 %. Tan solo se ha reducido en el 4,2 %.

La digitalización, según el informe, sigue necesitando dar pasos, pese a los avances llevados a cabo. Como viene siendo habitual, son las empresas de mayor tamaño (especialmente medianas), de los sectores comerciales y servicios, no familiares y en las que el gerente posee estudios universitarios, las que muestran mayores niveles de compromiso con la digitalización y de capital humano adaptado al desarrollo digital de la empresa.

Con relación a los objetivos de la estrategia de digitalización, las pymes españolas muestran un similar y moderado interés (en torno a 3,5 puntos en una escala 1-5) en el aumento de la innovación en productos y procesos, en la disminución de costes y en la mejora de la experiencia del cliente. Las empresas medianas destacan en la disminución de costes y en la orientación hacia la mejora de la experiencia del cliente. También en este último aspecto destacan las empresas comerciales y de servicios y aquellas que tienen gerentes con estudios universitarios. Asimismo, los objetivos de estrategia digital encaminados a la innovación en productos y procesos discriminan positivamente a las empresas medianas, de sectores comerciales y de servicios, y aquellas en las que el control no es familiar y el gerente tiene estudios universitarios.

Un aspecto muy positivo es el grado de innovación que manifiestan. En cuanto a la innovación en productos el informe revela que el 75,4% de las pymes han realizado cambios o mejoras en productos o servicios y el 60,7 % ha comercializado un nuevo producto o servicio. En cuanto a la innovación en procesos, el 68 % ha introducido cambios o mejoras en los procesos de producción y el 71,8 % ha adquirido nuevos bienes de equipo. Los cambios o mejoras en los productos son el tipo de innovación que más importancia tiene en la empresa.

La innovación en su gestión está, en general, a niveles similares de los índices anteriores, con excepción de la innovación en productos o servicios. Así, los datos muestran que el 68 % han realizado innovaciones en sus sistemas de dirección y gestión, el 64,2 % ha realizado cambios en sus sistemas de compras y aprovisionamientos y el 61 % realizó cambios en sus sistemas comercial o de ventas.

Llama la atención que hayan solicitado una menor inversión bancaria. Solo el 34,2 % han intentado acceder a líneas de financiación de entidades de crédito.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.