014 significa el comienzo del retorno a la normalidad en el sector del Capital Riesgo. Así lo manifestaba el presidente de ASCRI, Carlos Lavinia, en la presentación de los resultados del sector en España en 2013. Unas primeras estimaciones, las del año pasado, en las que los datos aportados señalan que se lograron algo más de 1.700 millones —un 32 % menos que en 2012—, en 462 operaciones, un volumen que tanto ASCRI como Webcapitalriesgo.com, autores del estudio, califican de bajo, en consonancia con los cinco años de crisis. Sin embargo, el dato positivo viene de la mano de la tendencia al alza, marcada en el segundo semestre del año, cuya inversión superaba los 1.200 millones de euros. Las pymes siguen siendo el objeto de deseo de un sector en el que casi el 91 % de las operaciones realizadas fueron inferiores a los cinco millones de euros. Pymes españolas en fase de arranque y expansión, sobre todo. Así, en el middle market, operaciones entre 10 y 100 millones de euros, se han cerrado 18 operaciones, con una inversión de 440 millones de euros, mientras solo tres operaciones han superado los 100 millones de euros.
El número de operaciones de capital expansión ascendió al 60 % del total, con un volumen cercano a los 560 millones de euros. El de operaciones en etapas iniciales y de expansión fue de un 96 %, con algo más de 75 millones de euros y la captación de nuevos fondos en los que invertir alcanzaron un total de 1.346 millones, 864 de ellos internacionales, un 51 % del volumen total invertido, cifra que no incluye todas las operaciones realizadas por fondos internacionales a través de vehículos especializados en sectores como el inmobiliario y el financiero.
Carlos Lavilla manifiesta que los inversores extranjeros confían más en España porque nuestras empresas han mejorado su competitividad y muchas de nuestras pymes han demostrado su fortaleza ante la crisis, aprovechando las oportunidades que les ha ofrecido la internacionalización.

Publicidad

Por sectores, siguen predominando la informática, productos y servicios industriales o medicina y salud, por poner algunos ejemplos.
Y en el apartado de la desinversión, la vía más utilizada ha sido la venta a terceros, en el 41 % de los casos, siendo los desinversores extranjeros los protagonistas de las operaciones más importantes. El total de desinversiones ascendió a 1.451 millones de euros en 268 operaciones.

2014
El optimismo para este nuevo año viene porque las gestoras españolas vuelven a levantar fondos, regresando a una senda sostenida de inversiones y desinversiones, en la que la iniciativa FondICO adquiere una importancia relevante, como un catalizador de la captación de fondos. En definitiva, se espera que 2014 sea un año bisagra en el que se debería ver una recuperación del sector para convertir 2015 en un buen año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.