Un turker es un profesional cuya labor no puede ser realizada por una máquina. Una tarea, que se realiza de manera on-line, y que está experimentando un cierto auge. Xerox ha analizado en un estudio, “Being a turker”, alguna de las claves que definen esta peculiar labor.
Estos nuevos profesionales prefieren el anonimato y la flexibilidad, pero también quieren mantener buenas relaciones de trabajo y una comunicación fluida. Su salario, no muy alto, se mueve, como máximo, entre los 11.000 y los 12.000 euros al año; con una aspiración de ganancia cada hora que ronda entre 5 y 7 euros. El estudio aclara que muchos turkers optan por este tipo de profesión porque no pueden encontrar un buen trabajo o necesitan ingresos adicionales.
www.xerox.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.