Los datos aportados por el IX Diagnóstico Financiero de la Empresa Española, realizado por la patronal CEPYME y EADA Business School, con las respuestas de 500 directores financieros de empresas de todos los tamaños, sectores y comunidades autónomas, nos hacen ser optimistas, ya que 2017 representó el crecimiento y la recuperación de la mayoría de las empresas españolas.

Los datos avalan esta afirmación: la cifra de facturación de las empresas creció un 5,9%, respecto al año anterior, registrando su cuarto incremento anual consecutivo y el mayor repunte de la serie histórica, desde que se elabora este informe. Las ventas también crecieron un 5,9%, lo que supone un incremento del 3,7%, con respecto a 2017, siendo este el cuarto año consecutivo en que ha aumentado la cifra de negocios. La rentabilidad empresarial, por su parte, alcanzó el 8,3%, el mejor dato desde el año 2010.

Sin embargo el vicepresidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, advierte que “pese a que se han recuperado tanto las ventas como los márgenes de los sectores de actividad en los que predominan las empresas de menor dimensión, ha disminuido el porcentaje de microempresas que han presentado mejores resultados que en el ejercicio anterior, lo que ha lastrado el conjunto de los beneficios de las pymes”. Por ello advierte que “cualquier atisbo de incertidumbre política puede poner en riesgo la situación económica que con tanto esfuerzo empresas y trabajadores hemos conseguido revertir”.

Las previsiones para este año apuntan al aumento de las cifras de ventas en la mayor parte de las empresas encuestadas, así lo afirman ocho de cada diez. Un 53% de las empresas consultadas esperan llevar a cabo más contrataciones y tan solo un 14% prevé realizar ajustes. En cuanto a los planes de inversión, seis de cada diez empresas (64%) tienen previsto aumentarlos, una mejora de tres puntos porcentuales en comparación con los del anterior informe.

Desde CEPYME subrayan que estos datos muestran tanto la solidez de la economía española como que los ajustes y medidas tomadas durante estos últimos años están dando sus frutos. Por ello, desde la patronal consideran que el crecimiento del empleo podría alcanzar, en los próximos dos años, la creación de más de 585.000 puestos de trabajo durante este periodo, si bien el ritmo de creación de los mismos podría ir perdiendo fuerza a lo largo del periodo.

Peticiones al nuevo gobierno

Desde la patronal piden al nuevo gobierno que garantice la estabilidad política e institucional para que la confianza de los inversores y los organismos económicos internacionales continúe, así como que mantenga el rigor presupuestario y los objetivos de déficit. Todo ello junto al impulso de reformas económicas para robustecer el crecimiento económico, sin revertir en las que ya están en marcha , como la laboral.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.