ecommerce-revistapymes-madrid-españa

Jack Ma, fundador de Alibaba y hasta hace escasas semanas executive chairman de la compañía, decía en una de sus charlas que “lo pequeño es poderoso, lo pequeño es maravilloso”. Con esta frase, el carismático Ma hacía alusión al objetivo de Alibaba, que nació con la voluntad de ayudar a emprendedores y pequeñas empresas a beneficiarse de un mercado global vendiendo sus productos y conectándolos con los consumidores en Internet. Alibaba quiere globalizar y digitalizar la infraestructura que hace posible el comercio. Nunca antes las pequeñas empresas habían tenido tantas oportunidades a su alcance. Esto explica que una pyme española como Baby Monsters haya podido vender 5.500 unidades de un carrito de bebé en el último 11.11 Global Shopping Day de Alibaba en China. ¡El festival de compras por Internet más grande del mundo!

Está claro que el e-commerce está creciendo en España y en todo el mundo, y no es nada nuevo decir que la venta online se ha convertido en un factor clave a tener en cuenta por parte de casi cualquier empresa. Contar con una sólida estrategia para vender en Internet es el primer paso para conseguir el éxito. Y es que siete de cada diez usuarios de Internet realiza compras online habitualmente. Esto se traduce en 19,4 millones de españoles con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años, según datos del informe anual de Ecommerce de IAB Spain. Los sectores de actividad líderes en facturación online son las agencias de viajes y turoperadores, con un 14,4% del total, aerolíneas (11,9%) y moda en tercer lugar con un 5,4%.

Sin embargo, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), solamente el 20 % de las empresas españolas vende sus productos a través de Internet y únicamente el 37 % está vendiendo fuera de nuestras fronteras. En un país donde la inmensa mayoría de las empresas son pymes, generadoras del 66% de los puestos de trabajo (según el Retrato de la Pyme 2018 del Directorio Central de Empresas, DIRCE) eso significa que tienen todo a su favor para poder crecer. Este mismo informe de la CNMC también revela que al 51% de las empresas locales les gustaría vender en el extranjero, pero no lo han hecho por falta de conocimiento o porque sus recursos estructurales o económicos no se lo permiten.

La oportunidad está ahí y es enorme porque al consumidor chino le encantan los productos internacionales y españoles. Aprecia su calidad y el sentimiento de seguridad y confianza que le proporcionan, especialmente los alimentos, los productos cosméticos y para bebés. Eso sí, hay que tener en cuenta que el comprador chino es diferente al occidental: es más joven y vive pegado al dispositivo móvil, que es la plataforma donde encuentra todo lo que les gusta. Concretamente, Tmall de Alibaba es el portal más utilizado para adquirir cualquier producto de fuera de China. En los marketplaces Tmall y Tmall Global, los consumidores chinos pueden encontrar su bebida favorita, la ropa más exclusiva, etc., pero también hay quien compra un coche en Tmall.

Además, Alibaba ha hecho realidad la integración del entorno online y offline, para asegurar los clientes tienen una experiencia única sin importar el canal o el punto de acceso. Así, en los supermercados del Grupo Alibaba se puede comprar con el móvil y pagar con la app de Alipay la comida fresca que puedes degustar en su restaurante robotizado. Esta una de las características del New Retail, que es una realidad solamente en China.

Por este motivo, es recomendable, diríamos que vital para la economía española, que las pymes sitúen a China en su radar y se atrevan a internacionalizar su negocio aquí. Y para ello, lo más indicado es trabajar con un socio de confianza y gran capacidad de alcance. Además de abrirles todas las puertas y hacer que entiendan y lleguen realmente al consumidor chino, les evitará los complejos trámites burocráticos para vender en China. Por ejemplo, los Tmall Partners (TP), que funcionan como agencias externas, o los distribuidores, están especializados en asesorar y acompañar a las empresas en este viaje, aconsejando desde el principio sobre la inversión necesaria y sobre la estrategia de marketing que deben seguir para ganarse al público chino.

En otras palabras, las pymes pueden vender en China, uno de los mercados más grandes y con más potencial de todo el mundo. Tmall está abierto también a las organizaciones pequeñas porque es la razón de ser de la empresa que lo creó. No es un espacio exclusivo para las grandes marcas como demuestran los casos de éxito de Baby Monsters, Nuggela & Sulé, etc.

Alba Ruiz

Responsable de Desarrollo de Negocio de Alibaba Group para España y Portugal

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.