A pesar de las dificultades a las que se enfrentó el factoring en España en 2014 como la crisis o las medidas regulatorias que han incidido de manera directa en la actividad, sigue representando el 15,22 % del PIB español, aunque su facturación descendió un 3,06 % con respecto a 2013, según datos aportados por Carlos Olivares, presidente de la Asociación Española de Factoring.

El factoring nacional ha sufrido un descenso del 2,64 %. El factoring nacional con recurso, el que no cubre el riesgo de insolvencia, descendió un 28,77 %, mientras el de sin recurso (sí cubre este riesgo) ha mostrado signos positivos, alcanzando los 31.670 millones de euros. Un 12 % más. En la misma senda positiva figura el factoring internacional, con incrementos del 5,54 %, sobre todo el factoring de importación con casi un 10 % más de beneficios.

El confirming, por su parte, ascendió a 54.426 millones de euros, lo cual supone haber anticipado el 53 % del total de órdenes de pago realizadas a través de esta modalidad.

En cuanto a la “inversión viva”, a 31 de diciembre de 2014 (operaciones en curso independientemente de su fecha de inicio) fue de 24.566 millones de euros, un 4,28 % más.

Por sectores, en cuanto al volumen de cesiones por sectores de actividad se llevó la palma el de industrias manufactureras, con 34.856 millones de euros. Y por comunidades autónomas, Madrid se situa en cabeza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.