“Las pymes son los héroes de la economía”. Luis Pardo, consejero delegado de Sage, no se cansa de repetir cómo define a las pequeñas y medianas empresas de este país que, recordó, generan más del 62 % del PIB en España. No fue una excepción la presentación de la tradicional “Radiografía de la pyme”, que encarga Sage desde hace años, donde Pardo mostró su preocupación por la deficiente relación entre las pymes y la digitalización. Los datos la corroboraban: sólo el 3 % de estas empresas considera clave la digitalización. Sin embargo, razonable, reconoció que las pymes no pueden recorrer solas este camino. “Son las grandes olvidadas de los gobiernos”, denunció.

Los datos, valiosos, que apunta el informe, muestran que la realidad que presentan estas empresas no casa con la percepción que tienen de la misma. Preguntadas por el grado de digitalización que tiene su empresa el 74 % de las mismas le otorgaban buena nota (el 46 % cree que presentan un nivel de digitalización intermedio y un 28 %, incluso, lo consideran avanzado). “Es una percepción distorsionada”, valoró Pardo, apoyando su apreciación en un dato inapelable: aunque el 76 % de las pymes reconoce que ha invertido en tecnología, la media del gasto destinado a ella ronda los 10.000 euros al año. “Si sabemos que el 70 % de las pymes de España factura cada año 300.000 euros o menos, esta media señala que su inversión en TIC apenas llega al 3 %”, calculó. “La inversión tecnológica no responde a un nivel de digitalización avanzada; incluso las dos áreas principales a las que se destina (servicios de voz y correos electrónicos y web) tampoco”.

Tampoco son buenas señales el hecho de que solo el 19 % de las pymes tiene establecido un plan digital, y de dicho porcentaje, solo el 53 % tiene un presupuesto asignado a dicho plan. Además, el 25% de las pymes no sabe hacia dónde va a ir dirigida la inversión en digitalización. Y es más, el 48 % desconoce las necesidades tecnológicas que tiene y una de cada tres pymes considera que no necesita ningún servicio en la nube.

Buena opinión de la digitalización

Sin embargo, el 48 % de las pymes cree que la digitalización es imprescindible para una buena gestión y el 42 % reconoce que es fundamental para extraer información y tomar decisiones sobe su negocio. Dos porcentajes que se unen al hecho de que el 42 % la ve muy positiva para ahorrar costes y mejorar su rentabilidad.

Pardo alertó también de las dificultades en la ejecución ya que el estudio desvela que el 69 % no cuenta con personal con habilidades digitales y el 80 % de ellas necesitará ayuda externa para la puesta en marcha de la digitalización del negocio. “La competencia que se producirá para contratar talento va a ser enorme en los próximos años”. Pardo recordó que en 2021 en España la demanda de puestos relacionados con las TIC será de 390.000 profesionales mientras que la demanda apenas superará los 55.000. “Esta previsión supone un enorme riesgo; por tanto, las empresas tienen que realizar una doble labor: tanto de formación como de reciclaje”. A su juicio, hay que crear una cultura de la innovación en las empresas. “Hay que premiarla”, insistió. Para ello, es necesario que los líderes de las empresas lideren esta visión digital, lo que permitirá “multiplicar por dos la productividad y por tres la innovación”, aseguró. “Hay que transformar digitalmente el negocio pensando en el cliente”, recomendó.

Formar a los empleados en habilidades digitales incrementa un 20 % la productividad. “Es necesario contratar talento digital y dar poder al empleado para que este tenga la capacidad para interactuar y tomar decisiones con el cliente, en tiempo real”.

Oportunidades y obstáculos

No olvida el estudio ahondar en las oportunidades que la digitalización trae al negocio. Así, las pymes encuentran la eficiencia (en el 29 % de los casos), la mejora de la gestión (así lo cree el 19 %), la reducción de los tiempos (lo asegura el 16 %) y el aumento de la rentabilidad (un 12 %).

No falta la lista de obstáculos, como la percepción del elevado coste de implementación (16 %), la escasa formación de los empleados (6 %) y la ausencia de personal cualificado (5 %).

Recomendaciones al Gobierno

Pardo insistió en el papel, fundamental y obligatorio, que tiene el Gobierno en ayudar a la digitalización de las pymes. El consejero delegado de Sage fue especialmente crítico con la economía sumergida y el papel del Gobierno de luchar contra ella. Las matemáticas señalan la utilidad de esa batalla: el 22 % de la economía se genera bajo esta fórmula (alrededor de 70.000 millones de euros) y las TIC “podrían ayudar a rebajarla”, reiteró. “Pero el Gobierno no lo hace”.

Reclamó un pacto de Estado en materia de I+D+i, expresando un “KPI en la agenda del gobierno, al igual que hacemos las empresas en nuestros objetivos de negocio”, apeló. “En 7 años España debería estar en la media europea”, señaló. “No podemos seguir en el vagón de cola”.

Pardo explicó que debe promocionarse la digitalización en todos los segmentos de actividad empresarial y exigió una reforma del sistema educativo. “No solo hay que formar a los millennials, también los “viejennials” deben reciclarse ya que el 70 % de las actuales fuerzas laborales pertenecen a esta generación nacida antes de 1980”.

Marcha del negocio 

Como es tradicional, el estudio refleja también la previsión que tienen las pymes acerca de la marcha de su negocio. El 56 % confía en que su facturación mejorará en los próximos 12 meses gracias, fundamentalmente, al aumento de la demanda de los clientes y a la tendencia de crecimiento de la economía reflejada en el PIB. Dos factores que, como bien analiza Pardo, son “extrínsecos” a las empresas. Una mejora en la que el uso de las nuevas tecnologías ni la digitalización de sus negocios aparecen reflejados como factores para conseguirla.

 

Sage

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.