retraso pagos - Revista Pymes - Noticias para la mediana y pequeña empresa - emprendedores - Grupo Tai - España

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas supera los 14 días. Concretamente la demora en los pagos alcanza los 14,12 días en el cuarto trimestre de 2019. Este dato se extrae del estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas publicado por Informa D&B.

Estas cifras alertan de un crecimiento en el periodo medio de pago de dos días y medio el pasado año. Además, hay que destacar que estos retrasos suponen un coste directo para el tejido empresarial español que alcanza los 1.728 millones de euros. “El comportamiento en los pagos de las empresas españolas ha empeorado en 2019”, ha comentado Nathalie Gianese, directora de estudios de Informa D&B.

La proporción de pagos puntuales sufre un ligero descenso. Ya que pasa del 48 % que se alcanzaba entre julio y septiembre al 47 % del cuarto trimestre. En cuanto a los pagos realizados con hasta 30 días de retraso elevan su porcentaje hasta el 91 %. Y un 4 % los que se demoran más de 120 días.

Gianese también ha hablado sobre estos datos. “Tanto el plazo medio pactado para hacer efectivas las facturas como el periodo medio en el que se pagan realmente se incrementan, dejando un retraso medio en los pagos de 14,12 días al finalizar el año”, ha explicado.

Por sectores

Todos los sectores han experimentado esta subida en la demora de los pagos. Pero es la Administración la única que supera los 20 días de retraso, concretamente llega a alcanzar los 24,28 días de dilación sobre los plazos pactados. En segundo lugar está la hostelería, con una media de 18,95 días. Seguida de cerca por otros servicios, con 18,82 días. Los únicos sectores que se mantienen por debajo de la media de 14,12 días son: comunicaciones (13,02), comercio (12,92) e industria (11,56).

Microempresas vs grandes empresas

Durante el cuarto trimestre del año el 54 % de las microempresas y el 47 % de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados. Algo que solo cumplen el 28 % de las medianas y el 11 % de las grandes empresas. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes empresas pagan con un retraso de hasta 30 días (66 % y 82 % respectivamente), frente al 36 % de las micro y el 46 % de las pequeñas.

2 Comentarios

  1. Al leer el articulo, me llega al pensamiento; se ha tenido en cuenta como pagan las constructoras?, de las que podría facilitar un extenso listado.
    La norma que emplean todas, es que la factura de cualquier material retirado durante un determinado mes, se facture con fecha del último día de ese. Y la factura deberá llegar a sus oficinas antes del día 5 del siguiente mes, sino se retrasa su aceptación al otro mes siguiente, Para el pago se libra un pagare con fecha emisión del último día del mes en que se acepta con una candencia de pago de 120 días. Si la fecha de pago cae en el mes de vacaciones, la fecha se retrasa otro mes mas. Y con ello se logra alcanzar un pago diferido que en algunos casos alcanza los 180 días. Como atajar estos abusos?

  2. Estamos hablando sobre el retraso de los pagos con respecto a la fecha pactada pero, ¿en cuántos casos la fecha pactada supera el plazo legal? Según el Real Decreto-ley 4/2013, este plazo no podrá superar los 60 días en ningún caso pero son muchas las empresas en España que se ven «obligadas» aceptar plazos superiores para no perder clientes… ¿Cómo puede corregirse esta situación? ¿Quién tiene más culpa, la empresa que se ve en la tesitura de tener que aceptar plazos por encima de lo que marca la ley, o bien las empresas que fuerzan a a sus proveedores para que este plazo de pago sea superior a los 60 días? ¿La pescadilla que se muerde la cola?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.