España se mantiene estable en cuanto a términos de la Sociedad de la Información en Europa se refiere. Seguimos en decimosexta posición del ranking, que encabeza Suecia, aunque presentamos datos positivos en cuanto al acceso a Internet desde redes móviles o la interacción entre individuos.
Por Comunidades Autónomas, Madrid lidera el Índice de Convergencia de la Sociedad de la Información en las CC.AA. Andalucía es líder en la disponibilidad de servicios on-line y Aragón, Cataluña y País Vasco, en comunidades, y Barcelona y Gijón, en ayuntamientos, presentan una situación avanzada en el desarrollo de sus portales de Datos Abiertos.

Aunque España se mantiene en el decimosexto puesto en Europa, demostrando que hay una relación entre nuestra riqueza y el grado de desarrollo de la Sociedad de la Información, hay países como Lituania y Estonia, que con menor PIB per cápita están más desarrollados tecnológicamente que nosotros, liderando la creación relativa de empleo en Europa y reduciendo significativamente el desempleo, gracias a su apuesta por la SI. Sin embargo nos mantenemos en el puesto número 16, en la medición del Índice eEspaña, subiendo un puesto.
Puntos fuertes y débiles
En cuanto a nuestra convergencia con el resto de Europa, podemos decir que si bien el Plan Avanza ayudó entre los años 2007 y 2010 a reducir distancias con el resto de países, es a partir del año 2010 cuando hemos comenzado una etapa en la que el acceso y uso de las TIC en nuestro país han avanzado a la misma velocidad que el resto de la UE, con la diferencia de que los puntos de partida eran diferentes.
Nuestra diferencia radica en el acceso a Internet desde redes móviles, con una tasa de penetración superior al 50 % de smartphones que han fomentado el acceso a la Red desde el móvil. También se ha incrementado considerablemente el número de personas y empresas que acceden a Internet, mucho mayor que en la media de la UE, al igual que en el número de personas que buscan trabajo por Internet, realizan cursos de formación on-line  o interactúan virtualmente entre individuos, ya que tanto la utilización de redes sociales como el uso de redes P2P también son superiores al resto de la Unión. Y es que el uso de las redes P2P está en 15 puntos porcentuales por encima y el de las redes sociales siete puntos.
En el entorno de la eAdministración, a pesar del estancamiento que se ha producido, las tasas de empleo todavía están por encima de la UE, aunque la utilización de esta por parte de las empresas es mucho menor que en el conjunto de la Unión, sobre todo en cuanto a trámites con la Seguridad Social, aunque estamos dando pasos para acercarnos a la UE.
El desarrollo de las páginas web empresariales también es menor en España, con el hándicap añadido de que las que lo tienen, no utilizan todo su potencial ya que solo un porcentaje muy bajo vende a través de la misma. Para ello se han puesto en marcha diferentes programas como el programa NEW, que hizo que 61.000 pymes crearan una web el Plan TIC en PYME, enmarcado en la Agenda Digital Española, dotado con 160 millones de euros, 12 de ellos destinados al fomento del comercio electrónico y el 90 % restante para que las pymes y autónomos adquieran soluciones cloud. De ellas el 20 % de las empresas ya han adoptado estas soluciones, aunque la mayoría se limita al empleo de las de almacenamiento de datos cloud. Y el resto de la inversión va hacia centros demostradores en Smart cities e innovación turística y al fomento del uso de la factura electrónica.
Según el informe, seguimos también retrasados en cuanto al número de internautas que buscan productos o compran por Internet, por lo que nos queda mucho camino por recorrer en este sentido, debido, en parte, a una menor oferta de comercio electrónico. Las cifras hablan por sí solas: en España solo el 15 % de las empresas de 10 o más empleados comercializa sus productos a través de la web, frente al 23 % del resto de la UE.
Tampoco la banca electrónica es nuestro fuerte ya que solo el 46 % de los usuarios de internet españoles la utiliza frente al 53 % de la UE, limitándonos a la visualización del saldo o a la realización de transferencias, siendo muy reducida la contratación on-line de productos financieros, aunque como nota positiva podemos decir que el uso de la banca electrónica ha crecido en nuestro país un 10 % en los últimos tres años, por encima del crecimiento de la UE que ha sido del 6 %, acercando así posiciones. Algo parecido a lo que ocurre con la proporción de internautas que usan la Red a diario.
Otro retraso se produce en la disponibilidad de líneas de banda ancha de más de 30 Mbps y es que el año pasado el 41 % de los españoles todavía no tenía acceso a redes con esta velocidad, por lo que la Agenda Digital ha destinado a esto un presupuesto de 200 millones de euros, con el fin de facilitar el acceso neutral a redes de nueva generación en los lugares donde no sea rentable el despliegue de estas redes para los operadores.
Y todo ello junto a la escasa inversión interna que realizamos en I+D, aunque en 2014 los presupuestos han dejado atrás los fuertes descensos realizados en esta materia. Es más, en la Agenda Digital Española hay previstos casi 1.300 millones de euros en ayuda a la I+D en materia TIC, aunque la I+D privada disminuyó en 2013.
Por tamaño empresarial
Por otro lado, en las empresas de 10 o más empleados la adopción de Internet, la telefonía móvil o el correo electrónico es prácticamente total, aunque tan solo el 57,4 % de los empleados utiliza el ordenador al menos una vez por semana, siendo las empresas más grandes y las más pequeñas donde más se utiliza. Y el empleo de dispositivos móviles que permiten la conexión a la Red está menos generalizado entre los trabajadores de las empresas en nuestro país, sin superar el 20 % en ningún tamaño.
Al tiempo que estamos en la media europea en cuanto al porcentaje de empresas que facilitan a alguno de sus empleados un dispositivo móvil.
La banda ancha está muy extendida, con índices que llegan al 96 %, lo que nos sitúa a la cabeza del continente, con una lenta evolución de empresas con página web, aunque parece que crece entre las más pequeñas. Sin embargo, hay indicadores que no han mejorado como el volumen de negocio del hipersector TIC, que registra un previsión en 2013 de decrecimiento de más de un 7 % con respecto al año anterior. La caída ha sido especial en los sectores TIC de servicios y en lo relativo al comercio TIC, tanto mayorista como minorista. La contribución al PIB de los sectores de Información y Comunicaciones registra un leve descenso y se cifra en un 4,2 %, aunque según indica el estudio, el esfuerzo innovador de los sectores TIC es superior a la posición que ocupan en términos de valor añadido.
Otros datos negativos son los relativos a la industria de los contenidos. En 2013 ha caído la facturación del mercado de los videojuegos —15 % menos de unidades vendidas—; de la prensa on-line, de la inversión publicitaria on-line, y por primera vez, del mercado digital (un 0,3 %) mercado que ya ocupa el 40 % de los ingresos totales de la industria musical.
El sector de servicios de telecomunicaciones continuaron en 2013 la senda descendente de años anteriores y experimentaron una caída de más de un 7 % en términos interanuales —un 7,2 % teniendo en cuenta los servicios audiovisuales y un 8,2 %, contando solo los datos de los principales operadores—.
El dato más positivo es el ritmo de crecimiento de la penetración de terminales inteligentes —más del 50 %— que sitúa a España entre los países europeos con mayor número de smartphones per cápita.
En el ámbito autonómico, Madrid lidera el Índice de convergencia de la sociedad de la información en las Comunidades Autónomas (ICSI) y Baleares hace lo propio en el índice eInclusión.

Datos

• El volumen del hipersector TIC ha registrado un decrecimiento del 7 % con respecto al año anterior, sobre todo en los sectores TIC de servicios y en el comercio TIC.
• Los ingresos por comunicaciones móviles facturaron 7.370  millones de euros en 2013, aunque dentro de los mismos solo crecían en facturación los de banda ancha móvil.
• Los operadores móviles son los que están experimentando un mayor crecimiento en detrimento de Movistar y Vodafone, que son los que más usuarios pierden. También ganan Orange y Yoigo.
· El CRM creció en las empresas un 2 % y el ERP un 10 %.
· Una de cada cinco empresas ya están en la nube.
· Los medios sociales crecen en las compañías un 12 %.
· El número de empresas que realizan comercio electrónico es similar a 2012, siendo mayor el porcentaje de las que compran on-line a las que venden.
· La contribución del sector de Información y Comunicaciones al PIB es de un 4,2 %.
· La balanza comercial del sector TIC ha experimentado una caída tanto de las exportaciones como de las importaciones, con una ligera reducción del déficit con respecto a 2012 por la mayor caída de las exportaciones.
· Las importaciones TIC españolas representan tan solo un 4,79 % del total de las importaciones de la UE y las exportaciones solo un 1,22%.
· El peso de las patentes TIC sigue siendo reducido con respecto al total de los resultados de la innovación en nuestro país.
· El mercado de crowdfunding consiguió algo más de 19 millones de euros en 2013, frente a los 9,7 millones de 2012.
· Los ingresos del sector de telecomunicaciones siguieron descendiendo, experimentando una caída del 7 %.
· El empleo también ha decrecido.
· Los operadores móviles virtuales cogen fuerza, con una ganancia de líneas neta de más de dos millones.
• El uso mayoritario que las empresas dan a la web está orientado al desarrollo de su imagen y a comunicarse con los clientes y el desarrollo de su imagen, dejando de lado aspectos como la selección de personal, por poner algunos ejemplos.
• El consumo de contenidos digitales de pago ha sufrido un ligero retraso en la mayor parte de los sectores, alcanzando el 20 % en términos absolutos del número de personas que pagan por jugar en red, sin embargo el de la música en streaming ha crecido en gran medida, aunque esto no ha servido para compensar la pérdida de ingresos del sector musical digital. Por otro lado, con el cambio de modelo de negocio de algunos diarios on-line ha disminuido por un lado la proporción de internautas que consume este contenido y por otro ha crecido el porcentaje de lectores on-line que pagan por ello.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.