La “despapelización” de las empresas

1
1058

Las nuevas tecnologías, una nueva forma de ver y entender el mundo y un cambio sustancial en los hábitos, han logrado que la oficina sin papel sea una realidad y, así, nos lo cuenta Sofdoit.

La generación Millenials avanza cambiando hábitos y costumbres instalados en la sociedad con una mirada puesta en el medioambiente y su lifestyle. Con el objetivo de cuidar al planeta, ahorrar dinero, aumentar la productividad y la eficiencia; la oficina sin papel es ya una realidad. La Era Digital y la popularización de soportes digitales permiten la “despapelización” de las empresas.

Según distintos estudios internacionales que han analizado el uso del papel en las empresas, el 90% de sus tareas típicas giran en torno a la búsqueda y distribución de documentos en papel y el 30% del tiempo de los empleados se dedica a encontrar dichos documentos. Además, el 85% de los documentos son de un solo uso, el 60% están obsoletos y el 50% son copias de otros.

¿Cómo es posible trabajar sin papel?

Lluís Soler Gomis, uno de los últimos en sumarse a esta “despapelización”, e impulsor del reto empresarial IronBusiness, asegura que “es posible aplicando algunos trucos” y  entre esos trucos para no necesitar papel, Soler Gomis destaca tres:

  • Contar con PC accesibles en las salas de reuniones. “En muchas ocasiones usamos el papel para tomar notas o llevarnos datos e ideas que vamos a defender en grupo. Si contamos con un ordenador conectado a un monitor, esto no será necesario”, defiende el emprendedor.
  • Tener una única impresora en la oficina. “Hay veces que tenemos la impresora tan cerca y nos es tan fácil darle a imprimir que abusamos del papel. Si solo hay una impresora y el acceso es desde un único ordenador, el número de impresiones baja drásticamente”, afirma el impulsor del IronBusiness.
  • Tener pizarras en la oficina. “Es común tener la necesidad de anotar cosas para que nos entiendan, para luego pasarlas a la nube o porque en ese momento no las podemos memorizar. Si contamos con pizarras podemos utilizarlas y si es algo realmente importante luego le haces una fotografía con el móvil y te lo guardas, es fácil y no daña al medio ambiente”, dice Soler.

Por supuesto, la digitalización ayuda enormemente a que la oficina sin papel sea una realidad. Hay herramientas y softwares que ayudan a controlar toda la información recogida y organizarla en la nube para tener fácil acceso. Además, existen herramientas que solucionan el compartir documentos de forma local y remota con otros compañeros, clientes y/o proveedores así como abrir el documento desde cualquier dispositivo.

“El uso de aplicaciones y softwares de gestión es totalmente imprescindible para no tener que usar papel. No obstante, debemos ajustarnos a unas pocas que nos sean útiles. Intentar utilizar todo lo que ofrece el mercado sería un error. Para mí personalmente son de gran ayuda Trello, para la gestión de mis tareas y la del resto del equipo; Evernote, para tomar notas y mi lista de ToDo’s; y Google Drive, para compartir y almacenar documentos, hojas de cálculo, imágenes…”, nos cuentan el cofundador del IronBusiness.

Cada vez más empresas se suman a esta “despapelización” principalmente por 3 motivos: ahorro, medio ambiente y productividad.

1 Comentario

  1. interesante articulo. Es verdad que cada vez se imprime menos, pero los usuarios siguen necesitando disponer de documentos en papel:
    Presupuestos,, catálogos etc.
    Memorias de proyectos
    Demandas
    Manuales de formación
    etc.
    Y como todo depende del sector, una compañía de desarrollo de software, web o programación, no usará casi nunca una hoja de papel. Es obvio. Presente a un juez una demanda de 2.000 folios en formato digital ( PDF ) y verá que ocurre. Ni la lee, se la pedirá impresa.

    O como muestra un botón, La Feria del Libro de Madrid de 2017, aumentó sus ventas en un 8%. O el consumo de papel en el mundo que aumentó en un 5,6% en 2015.

    En cuanto a oficinas o centro educativos, lo que si estoy de acuerdo en racionalizar la impresión y centralizar el uso de impresoras entre varios usuarios, con un coste de página único y que cubra todo el mantenimiento. Eso si es racional y ayuda al “derroche” de papel en las empresas, uso desproporcionado del color y gastos de tóner. Mis últimos 30 años lo he dedicado a este tipo de consultorias.

    Les aseguro que seguiremos en un entorno híbrido ( papel /digital) como mínimo 20 años y luego ya veremos.

    Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here