La factura electrónica parece que ya ha calado en las pymes españolas, aunque de ello ha dependido en parte el hecho de que desde hace años los grandes clientes de estas pymes están impulsando, incluso obligando, el uso de la factura electrónica a sus proveedores, la mayoría de ellos pymes, especialmente en sectores como la distribución.

Según datos aportados por SERES, compañía especializada en el intercambio electrónico seguro de documentos, en 2017 el porcentaje de las facturas electrónicas emitidas por las pymes representó el 71,09 % del total y el 69,33% de las recibidas. Según estos datos, en 2017, del total de 156.656.072 facturas electrónicas procesadas, 11.366.802 fueron emitidas por pymes y 108.609.655 tuvieron como destinatario a una pyme.

Por su parte las micropymes en este periodo, emitieron el 6,7% de las facturas y recibieron el 9.1% del total.

Sin embargo, a pesar de la fuerte implantación con respecto a 2016, la emisión de facturas cayó un 6,45 %, en parte por la desaparición de miles de pymes a los que se llevó por delante la crisis. Sin embargo, la recepción creció un 4,34 %.

Entre las soluciones con las que cuenta Seres podemos encontrar SERES e-Factura, plataforma global de factura electrónica, Seresnet, servicios de intercambios EDI de uso imprescindible en sectores como el retail, automoción o sanidad, por poner algunos ejemplos. Veripost, servicio de correspondencia electrónica certificada, e-Archivo, servicio de custodia electrónica, Digitalización, servicio de escaneo OCR/ICR, Fax/Mail, servicio de envío y recepción de faxes por email.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.