Aunque según el “Informe Bankia Índicex 2017, las pymes españolas tan solo han mejorado una décima su calificación global con respecto a 2016, se sitúan en una calificación del 5,1, que las engloba en el puesto de mejorables, a punto y medio de lograr la excelencia digital. Con estos datos, extraídos tras el análisis de casi 7.200 compañías, se refleja que el 80 % de las pymes está inmersa en un proceso de transformación digital.

Del estudio también se destaca una reducción en el número de empresas no competitivas, con respecto a 2016, mostrando el esfuerzo de las organizaciones por adaptarse a la economía 4.0 y alcanzando buenos resultados en posicionamiento SEO y analítica. Aunque la adaptación a los dispositivos móviles, la puesta en marcha de acciones comerciales, y de promoción en la red, y la presencia en redes sociales continúan siendo las áreas donde las pymes españolas obtienen sus peores resultados.

Un 20 % de las compañías analizadas sobresale del resto, negocios enfocados al cliente final (B2C), que realizan comercio electrónico, venden productos y tienen vocación exportadora.

La transformación digital continúa avanzando en todos los sectores de actividad, que permanecen liderados por el comercio mayorista y minorista, que aumenta sus ventas, y la industria manufacturera y textil, junto a las telecomunicaciones, medios de información y electrónica e informática.

Reseñable también la diversidad en cuanto a la digitalización en varias comunidades autónomas, más allá de ciudades como Madrid y Barcelona, como Extremadura, que cuenta con un 4,6 de nota, hasta el 5,1 que comparten Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, el Principado de Asturias y la Región de Murcia. Por lo que entre las más rezagadas y las más avanzadas hay medio punto de diferencia y la mayoría de las comunidades comparten calificaciones parecidas.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here