En sus procesos de internacionalización, una de las mayores preocupaciones que muestran las empresas es la transferencia de dinero para la realización de pagos y cobros, un problema que queda resuelto con las entidades de pago, empresas autorizadas a realizar pagos corporativos, que presentan importantes ventajas con respecto a las entidades bancarias. Small World es una de ellas. Javier Pérez Romero, director general de Small World FS, nos comenta en esta entrevista cómo funcionan y qué ofrecen.

Si bien las entidades de pago existen desde hace algunos años, ¿cuál es el grado de conocimiento que tienen las pymes de las mismas y en qué medida las utiliza?
El grado de conocimiento sobre la actividad de las entidades de pago entre las pymes es bajo. En parte, la responsabilidad de ese desconocimiento es de las propias entidades, que no hemos hecho una labor de promoción de nuestros servicios entre esas organizaciones. De hecho, podemos afirmar que las actuales usuarias lo son casi por casualidad, pero esperamos que a partir de ahora el conocimiento vaya en aumento.

Publicidad

¿Qué beneficios aportan a las pymes, sobre todo en un proceso de exportación?
En primer lugar señalaría la red de distribución. En el caso de Small World, contamos con 250.000 puntos de distribución en 188 países, una red tan extensa que podemos llegar a casi cualquier rincón del planeta, por recóndito que sea.
La inmediatez es otra de las grandes ventajas. En el día a día de las empresas hay muchas ocasiones en las que hay que hacer pagos inmediatos y las entidades de pago podemos realizar pagos en 24 horas en la mayor parte de los casos.
Otro de los beneficios es la seguridad. Somos entidades reguladas por el Banco de España y, por tanto, ofrecemos todas las garantías necesarias.
Por último, dado que nuestro núcleo de negocio es el envío de dinero al extranjero, tenemos un tipo de cambio muy ventajoso y las comisiones que aplicamos son muy, muy reducidas.
Todas estas ventajas resultan enormemente beneficiosas para aquellas pymes españolas que decidan exportar, importar o abrir una filial en algún país extranjero, ya que les ayuda a agilizar y optimizar su tesorería y su cadena de suministro.

¿Cuál es su diferencia a la hora de operar, además de un ahorro en los costes?
El procedimiento es similar hasta cierto punto, porque aquellas empresas que quieran trabajar con nosotros deben abrir una cuenta, desde la que podrán operar. Pueden hacerlo bien desde nuestras oficinas propias —actualmente contamos con 32 repartidas por distintas ciudades de España—, bien a través de nuestra plataforma de pagos en Internet. Además, próximamente, para facilitar aún más la gestión de pagos internacionales de nuestros clientes, lanzaremos una app para dispositivos móviles.

¿Qué tipo de productos ofrecen?
El grueso de nuestro negocio es el envío de dinero al extranjero. En menor medida, también comercializamos seguros y billetes de avión, pero se trata de servicios completamente secundarios o complementarios.

¿Van a ir incorporando otros?
Más que en incorporar nuevos servicios, en Small World trabajamos por mejorar lo que ya tenemos, con el fin de que a nuestros clientes les resulte más sencillo utilizarlos. En este sentido, estamos trabajando continuamente para aumentar el número de colaboradores con que contamos y para incrementar y mejorar nuestros canales de pago. En esa estrategia se enmarca el próximo lanzamiento de la app para realizar pagos o envíos de dinero a través de dispositivos móviles.

¿Cuáles son los requisitos que tiene cumplir una pyme para operar con esta entidad de pago?
Estar dada de alta en el IAE y tener una cuenta con Small Word.
¿Cuánto le cuesta el servicio?
Normalmente la comisión que cobramos es de 5 euros, independientemente de la cantidad enviada.

¿Cómo acceder a un servicio de este tipo? ¿Cuál es su red de distribución?
Como decíamos en alguna respuesta anterior, pueden hacerlo a través de nuestra plataforma Web en: www.smallworldfs.com/small-world/esp/es-es, a través de las 32 oficinas con que contamos en todo el territorio nacional y por medio de nuestros 2.000 agentes asociados.
Cuentan con su propia plataforma.
Sí, contamos con nuestra propia plataforma Web, disponible en varios idiomas y a través de la que se puede realizar pagos a 188 países.

¿Cuál es la razón de que sus costes sean de hasta un 80 % más baratos que una comisión bancaria?
Básicamente porque el núcleo de nuestro negocio es el envío de dinero al extranjero. Por esa razón obtenemos tipos de cambio más ventajosos y podemos ofrecer una comisión más competitiva.
¿Por dónde pasa el futuro de las entidades de pago?
Pasa por la consolidación. En otros mercados más maduros como el británico ya se ha producido esa consolidación y estamos convencidos de que en España sucederá lo mismo. Asimismo, observaremos un aumento en el uso de nuestros servicios por parte de pymes y emprendedores, además de entre particulares.

¿Cuál va a ser su evolución en este 2016?
Tremendamente positiva en todas nuestras líneas de negocio. EN 2015 ya hemos venido observando un cambio de tendencia y un incremento en el envío de dinero al extranjero y el próximo año esa tendencia se consolidará, tanto en el negocio dirigido a particulares como a empresas. De hecho, esperamos un crecimiento del 100 % en el volumen de negocio a empresas.

¿Tienen algún tipo de colaboración con bancos y cajas de ahorro?
Sí, los bancos son nuestros grandes aliados. De hecho, mantenemos acuerdos con entidades bancarias de todo el mundo. En España, por ejemplo, tenemos acuerdos con unas siete u ocho entidades con las que colaboramos en distintos ámbitos.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.