Nos vamos de vacaciones y queremos reservar un alojamiento pero no nos sentimos seguros a la hora de hacerlo ante todas las amenazas existentes en el mercado. Y es que en muchas ocasiones la red sirve a los ciberdelincuentes para hacer su agosto particular. Por ello, ten cuidado a la hora de adelantar el dinero porque en ocasiones puedes encontrarte con que o la propiedad de tus sueños no existe o es de una manera diferente a la que muestra el anuncio. ¿Cómo? Acudiendo solo a páginas conocidas y no dejándote llevar por auténticos chollos porque los mismos pueden conllevar gato por liebre.

Comprueba la reputación de la página analizando los comentarios de los usuarios, viendo si tienen información de contacto, llamándoles por teléfono para hacerles alguna consulta. Asimismo puedes utilizar la herramienta de reputación de Google http://google.com/safebrowsing/diagnostic?site= seguido de la dirección de la página que quieres visitar. También puedes utilizar Kaspersky Security Network, que usa bases de datos en la nube, constantemente actualizadas, para analizar páginas web y programas y detectar señales de las últimas amenazas de malware.

Y a la hora de pagar, nunca en efectivo, transferencias bancarias o giros postales. Utiliza sólo tarjetas de crédito que permitan que el dinero se pueda recuperar en caso de fraude. Y cuando lo hagas, observando que la página contenga el “https” en la URL de tu navegador. Aunque también puedes utilizar Kaspersky Safe Money para añadir  una capa adicional de seguridad a tus transacciones online.

Otra advertencia: mejor no hacerlo desde un dispositivo móvil ya que al ser pequeña la pantalla no verás bien si estás usando una pantalla segura al realizar el pago. Y por supuesto, tu dispositivo tiene que estar protegido con un paquete de seguridad móvil como Kaspersky Internet Security Multi-Dispositivo para analizar tus dispositivos frente a las amenazas de malware más recientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.