web-revistapymes-madrid-españa

Crear una empresa desde cero, gestionarla y hacerla crecer no es tarea sencilla. Los autónomos y pequeñas empresas no solo tienen que diferenciarse y tratar de ser los mejores en lo que hacen, sino que también tienen que ser capaces de llegar a futuros clientes para rentabilizar su negocio.

Se convierten en expertos de todas las áreas involucradas en su negocio para llevar su empresa hacia el éxito. Prototipos de producto, definiciones de estrategia, establecer los precios, tener presencia en plataformas de social media, desarrollar una página web… Estas son algunas de las tareas llevadas a cabo cuando ponen en marcha su idea, pero muchos de ellos dan el salto online únicamente abriendo un perfil de redes sociales y no con una página web.

Pero ¿conviene tenerla? Sí. De hecho, 9 de cada 10 consumidores, cada vez más digitales, consideran que tener una página web es importante o muy importante.

Estos datos, del informe “¿Tu negocio tiene web? – Oportunidades y retos que plantea el entorno digital a los autónomos y pequeñas empresas de España en 2019”, elaborado por GoDaddy, muestran la brecha existente entre los clientes digitales y la digitalización de las pequeñas empresas españolas. De hecho, solo el 48% de los pequeños negocios cuentan con página web.

Hoy en día, contar con una es fundamental, pues los consumidores confían menos en una compañía que no la tenga (23%). Se trata de una tarjeta de presentación y una buena forma de mantener a los usuarios actuales y captar a nuevos clientes. En este sentido, una página web refuerza la percepción de la marca y da credibilidad al negocio. Sin embargo, el reto que tiene la mayor parte de las pequeñas empresas y autónomos de España es ponerla en marcha, y, para ello, no se necesitan grandes conocimientos digitales ni un presupuesto elevado.

¿Cómo debe ser una página web?

Las páginas web de las pequeñas empresas y autónomos deben responder a las necesidades y demandas de sus clientes. Cuando estamos creando una, debemos ser capaces de pensar qué están buscando los usuarios y asegurarnos de que lo encuentran. Estamos hablando de la dirección y el horario de las tiendas físicas, de los servicios o productos que ofrecen y, sobre todo, de su propuesta de valor.

Además, una página web debe ser responsive, permitiendo la navegación y acceso desde cualquier dispositivo de manera cómoda y sencilla, además de ser limpia y ordenada.

Asimismo, que las fotografías sean de calidad, que la web cargue rápido y que ofrezca seguridad durante la navegación son otras de las características primordiales. De hecho, y de acuerdo con este mismo informe, un 87% de los clientes busca en las páginas webs de las empresas antes de ir a la tienda y un 69% compra online, aunque el establecimiento esté cerca. Estos porcentajes ponen de relieve la importancia de la presencia digital de las empresas para los consumidores actuales.

Por otro lado, el método de pago, la seguridad y la atención al cliente son otro de los factores que demandan los usuarios digitales y que hacen que la web sea un éxito.

Pasos para crear una página web

En primer lugar, hay que registrar un dominio. Es preferible elegir el nombre del negocio o alguna palabra clave que ayude al posicionamiento en buscadores. Este debe ser corto, autoexplicativo y fácil de escribir.

Tras hacerlo, el siguiente paso es desarrollar la página web e ir modificándola y mejorándola en función de las demandas de los clientes. Para ello, existen soluciones en el mercado muy sencillas y económicas que permiten, sin grandes conocimientos, crear una página web en menos de una hora.

Una vez creada, es importante construir un contenido de calidad para que los consumidores puedan ver claramente los productos y servicios que ofrecen. En este sentido, las imágenes y el texto elegidos juegan un papel fundamental en la captación de clientes.

Por otro lado, es aconsejable crear un blog para mantener a los usuarios informados sobre las nuevas actualizaciones de la empresa, además de dedicar tiempo al SEO para lograr que el sitio web aparezca en las primeras posiciones en un buscador.

No actualizar la página web es un fallo que muchos negocios cometen. Esta debe evolucionar de la mano de la tecnología y las necesidades de los usuarios. Por ello, es mejor lanzarla con un producto profesional que cumpla las expectativas del negocio e ir mejorándola según vayan avanzando las demandas de los consumidores, a invertir mucho tiempo en una primera página web y tardar meses en desarrollarla. De hecho, la peor página web es la que nunca se llega a lanzar por estar buscando la solución perfecta.

Lola Puerta

Directora general de GoDaddy para el Sur de Europa

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.