2018 ha sido el año de la transformación digital. Así lo afirman analistas de IDC en la presentación de las predicciones de la consultora para 2019. Una transformación que, según sus palabras, el 9 % de las 800 compañías españolas consultadas por IDC todavía no ha comenzado y para el 50 % de las que ya la están llevando a cabo, es fundamental desde hace tres años. Las previsiones en este sentido para el año que viene son inmejorables, según los datos aportados: el gasto en TI en nuestro país alcanzará los 47.500 millones de euros, un 1,7 % más que en 2018, con un crecimiento CAGR del 2,1% hasta 2020. Sin olvidar que el 60 % de las empresas españolas empiezan a lograr la madurez en su proceso de transformación digital. Si bien es fundamental que las mismas lleven una estrategia digital adecuada.

Con una movilidad en auge, 2018 ha significado el principio de la transformación del puesto de trabajo que lleva hacia soluciones de movilidad, con la necesidad de extraer el valor de los datos, para lo que vamos a apalancar el cloud, afirman los analistas. 2019, por lo tanto, será el año del auge de los modelos de negocio digitales que extraigan este valor. Y como en el puesto de trabajo se unen hasta cinco generaciones trabajando juntas, los nativos digitales demandarán herramientas modernas y los más senior formación para afrontar los cambios tecnológicos. Para el año 2021 se espera que el 60 % de las organizaciones Global 2000 hayan adoptado el puesto de trabajo del futuro.

La inversión irá a destinada a un plan de actuación para trabajar de una manera más digital, con herramientas colaborativas, con el fin de facilitar a los usuarios una mayor rentabilidad, con soluciones de movilidad, analítica de datos y virtualización.

En seguridad, los expertos aseguran que para el año 2023 el 40 % de las empresas de ciberseguridad desaparecerán o no estarán en el mercado tal y como los conocemos, si bien el mercado de la seguridad continúa con su tendencia alcista y para el año que viene se espera otro crecimiento superior al 7 %. Además, en 2019 más del 50 % de los clientes de servicios de seguridad gestionada incluirán el ciclo de vida de amenazas, un 90 % en 2024. En 2021 el 50 % de las alertas tendrán una respuesta automatizada sin intervención humana y en 2022 el 60 % del G2000 incorporará soluciones de gestión de amenazas móviles en modalidad servicio.

En la parte de infraestructuras, crece el cloud y el almacenamiento experimenta una caída con respecto a 2017. En cuanto al software y las soluciones se destaca una apuesta cada vez mayor por las soluciones como servicio.

En cuanto a la nube, cuatro grandes players de plataformas albergarán el 80 % de la implantación de la infraestructura como servicio y la plataforma como servicio, en un mercado, el español, que alcanzará los 1.107 millones de euros y experimentará un crecimiento del 20% en 2019 y un crecimiento sostenido hasta 2022 superior al 22,5 %.

Y todo ello sin olvidar que en 2020 el 70 % de las organizaciones aprovecharán las plataformas comerciales de IoT para desarrollar y desplegar este tipo de aplicaciones y más del 50 % contará con entornos de plataformas multi-proveedor. En 2023, el 43 % de las empresas migrará a nuevas métricas digitales de los KPI hacia indicadores de comportamiento KBIs basado en resultados. En el año 2021 el 37 % de las empresas usarán la inteligencia artificial para la personalización de la experiencia de usuario, mejorando su relación con el cliente y la robotización se hará un hueco importante, si tenemos en cuenta que en el año 2024 el 50 % de las tareas repetitivas serán automatizadas y el 20 % de los trabajadores especializados tendrán un asistente digital colaborativo.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.