¿Para qué sirve una impresora 3D en mi negocio?

0
3659

Una impresora 3D puede ser una herramienta clave, dependiendo del sector al que te dediques. Sin embargo, en todos los casos, una impresora de este tipo facilita muchos aspectos del negocio que, de otra manera, nos supondrían costes más altos y quebraderos de cabeza.  

La impresión 3D es una tecnología que, cada vez más, está al cabo de la calle. Lo que antes nos parecía casi impensable, ahora se encuentra al alcance de la mano. Desde prótesis hasta comida, todo podrá imprimirse en tres dimensiones, pero ¿para qué podemos utilizarla en una empresa?

Aunque las impresoras 3D comenzaron con unos precios prohibitivos, actualmente ya no son tan caras. De hecho podemos encontrar impresoras de calidad, por ejemplo una Prusa i3MM de 20x20cm, por unos 650€ ya montada y calibrada. Para los que quieran algo más profesional, pueden irse a una Sirius de 30x20cm que costaría algo más de 1.400€. Entre los 600 y los 1.400 existe una gama interesante de impresoras que pueden hacer las delicias de más de uno, pero aún así, si estos precios os resultan demasiado caros, por unos 400 puedes montártela tú mismo.

Es posible que aún queden reticencias para invertir dinero en algo que no sabemos para qué podemos usarlo. Ahora te contaremos qué usos puede tener una impresora 3D.

Arquitectura 

Imagen de 3D Market

Es cierto que lo primero en lo que nos viene a la mente cuando pensamos en una impresora 3D es en la arquitectura porque se pueden hacer maquetas a escala de los proyectos. Evidentemente una impresora de este tipo para un estudio de arquitectura es una herramienta prácticamente vital. Es cierto que las maquetas se pueden hacer a mano, pero evidentemente con una impresora 3D rebajamos a la mitad el tiempo de fabricación y se pueden hacer numerosas pruebas.

Modelado y diseño

Gracias a las impresoras 3D se pueden probar numerosos diseños antes de llegar al producto final, pero no solo sirven para eso. Podemos hacer los negativos para elaborar los moldes e, incluso, realizar los propios moldes directamente. Vamos a ver unos cuantos ejemplos para ilustrar esto:

Diseño de joyas

Imagen de Kaia joyas

En joyería se puede utilizar para diseñar nuevos modelos, para comprobar los resultados finales abaratando costes y evitando desperdiciar materias primas, para generar moldes, para experimentar con nuevos diseños imposibles o, simplemente, para crear bisutería y joyas en 3D a partir de los diversos materiales que se pueden extruir gracias a nuestra impresora.

Calzado

Imagen de Frax 3D

Al igual que las joyas, el sector del calzado también puede implementar este tipo de herramientas. Generar los diseños, probarlos e, incluso, crear nuevos productos a partir de impresoras 3D ya es un hecho en el mundo del calzado. De hecho, cada vez existen más prototipos de zapatillas impresas como las que se pueden observar en la imagen.

Moda

Si se pueden extruir joyas y calzado en 3D, el mundo de la moda también es susceptible de utilizar estas herramientas. Los diseñadores ahora también pueden implementar nuevas texturas en sus diseños o crear innovadoras prendas fabricadas con una impresora 3D.

Vía fayerwayer.com

Miniaturas, figuras de acción y merchandising

Vía 3dfuture.com.au

La industria del merchandisign como la de las miniaturas, tanto históricas como las destinadas a juegos de estrategia o rol, o la de las figuras de acción pueden beneficiarse también de las impresoras 3D. De nuevo aparece la posibilidad de generar prototipos de los que, más tarde, se puedan extraer moldes para fabricar miniaturas en plomo o en algún otro tipo de material. Se puede crear escenografía adicional o los propios moldes a partir de filamentos flexibles. Para tiendas de merchandising se puede generar todo tipo de decoraciones para las vitrinas, así como para la propia tienda, expositores personalizados, etc. Para las figuras de acción puede ayudar al diseño de nuevos prototipos.

Construcción

Todo el sector de la construcción puede tener grandes avances gracias a las impresoras 3D. Fontaneros, electricistas, albañiles… cualquiera puede implementar los productos de una impresoda 3D a su trabajo diario. Gracias a esta herramienta se pueden solucionar problemas concretos en las instalaciones, por ejemplo, alguna pieza que por su posición, orientación o forma, sea imposible de encontrar en el mercado y que tenga que realizarse a medida. Gracias a una impresora en 3D elaborar esta pieza será cosa de unas pocas horas. Sin embargo, quizá lo más llamativo, es la propia construcción en 3D, ya que ya existen prototipos de viviendas construidas con impresoras 3D de tamaño gigante. De hecho, China ha sido pionera en este sentido.

Medicina y veterinaria

Prótesis

Imagen de Xataka

En el sector de la medicina no nos podemos olvidar de la importancia que tienen las prótesis y, en este sentido, la impresión 3D ha supuesto un considerable avance. El diseño de prótesis, su elaboración a partir de prototipos impresos o directamente la impresión de estas, supone un notable cambio para los pacientes que cada vez disfrutan de prótesis más realistas y con mejores acabados.

Órganos

Vía ultimasnoticias.com.ve/

Además, no solo las prótesis se benefician de la impresión en tres dimensiones. Los avances en la réplica de órganos, no solo para estudiarlos en profundidad, sino también para implementarlos en el cuerpo humano, están cada vez más logrados. La posibilidad de reemplazar órganos enfermos por estos prototipos está más cerca que nunca.

Escayolas

Imagen de Cinco Días

La solución más habitual para una rotura de huesos siempre ha sido la escayola. Este método no solo era incómodo, sino que además impedía al paciente bañarse, lo que en verano en muchos lugares era casi una tortura. Las duchas se convertían en un verdadero reto con bolsa de plástico incluída, rascarse agudizaba el ingenio y destrozaba más de una percha (en algunos casos ha llegado a producirse algún lamentable contratiempo como que se haya quedado algo dentro de la propia escayola). Sin embargo, gracias a las impresoras 3D las escayolas nunca más serán lo que eran. Impresas a la medida del paciente y ajustadas a la perfección, permitirán el baño y la transpiración de la zona afectada.

Veterinarios

No podemos olvidar a los animales, muchos de ellos nacidos con discapacidades – otros que han sufrido accidentes o daños irreversibles – que prácticamente no se podían resolver hasta hace bien poco y , en muchos casos, gracias a las impresoras. Al igual que en los humanos, los productos de estas impresoras también se pueden implementar a los animales y, quizás lo más extendido, sean las prótesis.

Automóviles

Ya hemos hablado del prototipaje, por lo tanto es igualmente aplicable al sector automovilístico, pero lo verdaderamente asombroso de este sector es que ya existen coches fabricados con una impresora.

Vía caranddriverthef1.com

Además, no podemos olvidar que los talleres pueden fabricar piezas a medida para los vehículos que deban reparar facilitando, en muchos casos, su trabajo. Así como aquellos talleres dedicados a la optimización y mejora de los vehículos pueden utilizar estas impresoras para implementar mejoras estéticas en los coches.

Audiovisuales

La fotografía y el vídeo pueden servirse de la impresión en 3D para realizar piezas que faciliten el trabajo de fotógrafos y técnicos de cámara. Desde soportes para las cámaras, hasta generar estudios fotográficos en miniatura, pasando por accesorios que faciliten su manejo o la organización de los complementos.

Alimentación

Ver pare creer, ya se puede imprimir la comida. En vez de imprimir piezas de plástico, estas impresoras extruyen comida. Hamburguesas, bombones, pizzas… No solo sirven para echar la salsa, que sería lo más sencillo, sino que también pueden fabricar la masa de una pizza desde cero o la carne de una hamburguesa (como aparece en la imagen). Además, la comida puede presentarse con diseños geométricos y formas imposibles.

Vía Fayerwayer

Regalos y decoración originales para eventos

Bautizos, bodas, comuniones, ferias… Estos eventos suelen mover importantes preparativos y, lo mejor de una impresora 3D es que vale para realizar cualquiera de ellos. Podemos imprimir desde los muñecos para la tarta, hasta nuestra tarjeta de visita. Todo es posible e, incluso, se pueden hacer diseños totalmente personalizados.

Imagen de Basein 3D

Oficinas 

Regalos de empresa

Imagen de LEON3D

Siempre es bueno tener un detalle con nuestros clientes y, para eso, una impresora 3D puede facilitarte la vida. Puedes personalizar todo tipo de objetos y, además, será mucho más rentable puesto que no tendrás que pedir ingentes cantidades de productos para que salgan más económicos. Tampoco tendrás el problema de dónde almacenar todos aquellos productos que, para que te salga más barato, has mandado fabricar en cantidad. Ni sentirás que has malgastado mucho dinero en fabricar de más, cuando no vas a repartir todos los regalos. En definitiva, puedes crear regalos originales y personalizados para tus clientes y solo los que necesites. En tan solo unas horas tendrás detalles increíbles. Además, si estás pensando en dar premios puedes crear tus propios galardones.

Piezas de repuesto, pequeñas reparaciones y herramientas a medida

A veces las cosas se rompen y la reparación es más cara que comprar algo nuevo, sobre todo si se trata de una pieza de algún producto obsoleto o que ya no se fabrica. Muchas veces, las cosas que se rompen tienen más valor sentimental que real y, por eso, queremos mantenerlas. Para esas pequeñas reparaciones que pueden ser más caras de lo previsto o para aquellas que ya no tienen solución porque no se continúan fabricando las piezas, las impresoras 3D tienen la solución.

Material de oficina

Vía Thingiverse

Pues imprimir tus propios portalápices, soportes para lámparas, bolígrafos… y todo puede estar personalizado con el logotipo de tu empresa. Una forma facil y rápida de mejorar la imagen de tu empresa. Los diseños originales de todo este tipo de material de oficina harán que la gente que visita tu empresa o los clientes a los que tus comerciales van a ver, fijen su atención en ellos.

Estos son solo algunos de los usos que se le puede dar a una impresora 3D, sin embargo hay muchos más, las posibilidades son casi infinitas y solo dependerán de tu creatividad.

Además, para todos aquellos que no sepan diseñar en tres dimensiones, ¡no hay problema! Existen páginas donde los usuarios suben diseños que podemos utilizar, siempre y cuando no se comercialicen, es decir, para uso privado. Además, estos modelos pueden servirnos de base para hacer diseños propios.

Cuéntanos tu experiencia con las impresoras 3d y, si aún no la tienes, ¿te animarías a hacerte con una?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.