Con un crecimiento constante, así comenzó este 2015 el software de gestión en España, que ha hecho que empresas como Wolters Kluwer continúen el mismo ritmo de crecimiento registrado desde el año 2013 o que compañías como Ahora Freeware contemplen un crecimiento del 18 % con respecto al año pasado. Aunque otras como PHC Software vean el vaso medio lleno, con un mercado más animado, pero con el ritmo de cierre de los negocios un poco más lento.

Tras tres décadas de supervivencia, el ERP ha demostrado ser mucho más flexible de lo que algunos creían. No en vano se ha adaptado a los diferentes escenarios con los que ha tenido que lidiar en estas tres décadas, tal y como comenta Isabel Pomar, directora comercial de Datisa, quien lo ve como un aplicativo orientado a mejorar la eficiencia y la comunicación interna de las organizaciones, gracias a su capacidad para interrelacionar datos, centralizar la información y ofrecer un mayor control de las operaciones que tienen lugar en la empresa. “Una solución que permite, además, optimizar los recursos al reducir los costes y mejorar con ello la productividad con una realidad imperante. Y es que este sistema de gestión ya piensa en cloud y en la movilidad, al tiempo que forma parte activa del proceso de transformación digital”, apunta.
Aunque existe otra realidad: la de los ERPs anquilosados en el tiempo, pertenecientes al siglo XX e implantados en un gran número de empresas, tal y como destaca Ignacio Herrero, director de Ahora Freeware. Es más, Manuel Domínguez, director general de PHC Software España, resalta que muchas empresas que dicen tener implantado un ERP, en realidad disponen de pequeñas aplicaciones para facturar, “por lo que al final no estamos hablando de sistemas de gestión completos. “Hoy en día, para ser competitivo, es necesario realizar una gestión integral que cubra todas las áreas vitales de una empresa y que permita que éstas estén conectadas en todo momento. Esto solo es posible a través de un ERP”, añade.
Por ello, Herrero recuerda que las soluciones más modernas deben aportar eficacia, siendo una ayuda real a la mejora de procesos; incluyendo “procesos extendidos” con clientes, proveedores y otras compañías. Y, por supuesto, un nivel de calidad, acabado y un alcance que permita realizar la puesta en marcha —por nueva implantación o sustitución— en el menor tiempo posible.
De todas estas características Manuel Domínguez destaca la flexibilidad, esencial en el software de gestión de hoy en día. A lo que Xavier Ciaurriz, director comercial Mass Market de Wolters Kluwer, añade la escalabilidad, el cloud computing y el software as a service (SaaS), que permiten, por un lado, gestionar la empresa con una simple conexión a Internet —sin la necesidad de adquirir ni mantener hardware adicional— y, por otro, pagar por el uso que se hace del software en cuestión. Aunque no deja de lado la movilidad y las oportunidades que se abren con el acceso al mismo en cualquier momento y desde cualquier lugar.
Demandas
Y en esta realidad las empresas demandan, sobre todo, soluciones de gestión que respondan a sus necesidades, que les ayuden a centrarse en el core de su negocio y que les permitan estar conectadas con su asesoría o despacho profesional, destaca Ciaurriz. “Quieren soluciones fáciles de usar y flexibles que puedan ir evolucionando y transformándose al mismo tiempo y en el mismo sentido que ellas, evitando tareas no propias de su negocio”. Aplicaciones a las que acceder desde cualquier lugar, añade Pomar. En cuanto a la integración entre los diferentes canales se demandan cada vez con más insistencia sistemas de gestión que permitan la integración con diferentes dispositivos móviles, recuerda la directiva.
Analizando
En sus inicios, el ERP se concebía como una herramienta que cumplía puramente funciones y tareas mecánicas. Más tarde se produjo un avance en la agregación de información que permitía a la empresa conocer de forma más exacta y fiable el estado contable, del stock, etc., y del negocio en general. Pero en los últimos tiempos, el ERP se ha convertido en una solución básica y de un valor indiscutible para la toma de decisiones de la empresa de forma ágil y fiable. De hecho, en los últimos años, las soluciones business intelligence han evolucionado de una forma natural dentro del mismo ERP. “Incluso diría que se han convertido en estratégicas dentro de un ERP y en muchas ocasiones son las que inclinan la balanza a favor de uno u otro a la hora de elegirlo”, asegura Ciaurriz.
Y es que la creciente complejidad de las organizaciones empresariales conlleva una gran cantidad de datos con los que tomar decisiones, por lo que entre las tendencias ERP para 2015 pasan, según Isabel Pomar, por el auge de software de gestión con una alta capacidad para llevar a cabo análisis e informes diarios, semanales, mensuales y anuales, a partir de los datos recabados de los distintos departamentos de la empresa.
Por ello las compañías demandadas nos comentan que en este sentido están llevando a cabo el desarrollo de aplicaciones analíticas. Así, Wolters Kluwer ya ha incorporado herramientas de inteligencia de negocio, business intelligence, para que las empresas recaben todo tipo de información para la toma de decisiones vital en tiempo real. PHC Software aplicaciones como PHC Dashboard CS, que están ampliando con integraciones con herramientas de BI para aquellas empresas que necesiten análisis aún más exhaustivos. Ahora Freeware cuenta con herramientas de análisis de procesos e información muy potentes, posibilitando una mayor inteligencia de negocio, para la toma de decisiones. Por su parte el ERP de Datisa ofrece información accesible por niveles de seguridad o la posibilidad de configurar diferentes tipos de usuarios, que podrán acceder a diferentes capas de información según las necesidades de su empresa, por poner algunos ejemplos.
La nube
No podemos obviar el modelo de la nube, cada vez más adoptado por la empresa española, aunque en el caso de los ERP estándar este modelo no parece haber cuajado, según Ciaurriz, quien asegura que su adaptación es mínima. El mismo es demandado, sobre todo, por aquellas compañías que cuentan con varias sedes o centros de trabajo que necesitan llevar a cabo una gestión descentralizada, en cambio, cuando la parametrización y la adaptación del ERP son intensivas, prefieren soluciones on premise que facilitan este tipo de desarrollos, aclara el directivo. Aunque también recuerda que es demandado en gran medida para soluciones con necesidades ajustadas para autónomos y micropymes, que están adoptando esta tecnología como propia porque aprecian que es un modelo que les permite trabajar de forma sencilla y ágil y desde cualquier lugar.
Pero la nube no debe plantearse como un fin, advierte Ignacio Herrero, sino como un medio. Y es que recuerda que muchas compañías están priorizando tener sus soluciones en la nube, cuando en ocasiones no es la mejor opción. Nosotros ofrecemos nuestras soluciones tanto en la nube, “on demand”, como en los servidores del cliente, “on premise”. Ofrecemos total flexibilidad, en función de las necesidades del cliente. En todo caso, Ahora Freeware remarca la gratuidad por el uso de aplicaciones, sea este mediante licencias —sin coste de licencia de usuario— o mediante pago por uso —no trasladamos cuota mensual por pago por uso—”.
El CRM
Por su parte el CRM ya está siendo utilizado por la mitad de las empresas, según el último estudio del comparador de software www.buscoelmejor.com. Desde Wolters Kluwer esperan que este porcentaje siga creciendo ya que para el director comercial Mass Market de la compañía, está llamado a ser una pieza clave de la interconectividad de las empresas. Incluso el director de Ahora Freeware va más allá al decir que “la frontera entre el CRM y el ERP ha desaparecido”.
Sin embargo, y a pesar de las buenas previsiones, lo cierto es que el mismo no tiene la misma penetración que el ERP, “tal vez porque los ERP tradicionales no han contado con funcionalidad CRM”, considera Herrero, o por la falta de un cambio cultural en las empresas, añade Ciaurriz. Y es que “la mayoría de los fabricantes cuentan con productos paralelos que hay que integrar y esto aporta ciertas ineficacias”, explica Ignacio Herrero.” En el caso de Ahora Freeware la práctica totalidad de nuestros clientes utilizan el CRM, en diferentes áreas o con diferentes estrategias, ya que ha formado parte de nuestro sistema de información desde un primer momento: diseñamos un ERP un CRM y un BPM en un único y completo modelo de datos”, aclara.
La adopción del CRM en la nube tampoco está teniendo la misma adopción que el ERP, aunque está creciendo, afirman las empresas demandadas. En cuanto a la clara evolución del mismo está orientada hacia lo social. Una evolución lógica, subrayan desde Ahora Freeware, adaptando estrategias y funcionalidades inspiradas en las redes sociales. Algo que también les ayudará a captar clientes, observa Xavier Ciaurriz. Mientras las necesidades del CRM, para el director general de PHC Software España, pasan por que el mismo evolucione no solo hacia fuera de la organización, sino hacia dentro, fomentando la colaboración entre empleados y departamentos.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.