Desde hace algún tiempo venimos hablando de que las empresas españolas apuestan por la exportación como vía para aumentar sus ingresos y no es para menos ya que, según la empresa de hosting Nominalia, el año pasado los países de la Unión Europea gastaron algo más de 402 millones de millones en España, a través del e-commerce. Y es que, tal y como señala esta compañía, las ventajas del comercio electrónico pasan por una mayor tasa de conversión, el control total sobre los parámetros de costes en la venta, sin olvidar la expansión del mercado y público a un muy bajo coste añadido. Por ello, un 29 % de los minoristas españoles venden sus productos en, al menos, un país europeo, por encima de la media de la UE.

Por ello, Nominalia ayuda a las pymes que quieran adentrarse en el comercio electrónico a cubrir sus necesidades a nivel internacional, con una amplia gama de productos que van desde la localización de las páginas web, pasando por la adaptación de diferentes formas de pago, opciones de envío internacional o cubriendo las necesidades de marketing en diferentes portales, por poner algunos ejemplos. Pero desde esta compañía advierten que hay que tener en cuenta el dominio del idioma del territorio en el que nos queremos implantar, y por lo tanto traducir la página al mismo, por el posicionamiento SEO, sin olvidar los aranceles e impuestos de aduanas o la adaptación al mercado local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.