El peligro de las memorias USB manipuladas cada vez es mayor ante los ataques que hacen que las mismas puedan hacerse pasar por un dispositivo diferente cuando se conectan al ordenador, tal y como advierten los expertos en seguridad de la firma de seguridad G Data. Y es que estas pueden llegar a convertirse en teclados y utilizarse para escribir líneas de código en la interfaz PowerShell, por lo que el atacante tomaría el control de la máquina infectada y sería muy complicado descubrir si se ha escrito con un teclado real o con el USB infectado.

Para evitarlo G Data ha desarrollado una aplicación gratuita que protege contra esta amenaza. Así, si el sistema detecta un nuevo teclado USB, la aplicación de G Data hará imposible su acceso al sistema y mostrará una ventana emergente, mostrando al usuario el nuevo teclado y dejando en sus manos la posibilidad de permitir o impedir su acceso permanentemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.