Aunque las pymes y micropymes forman el 98 % del tejido empresarial español, tan solo el 29,4 % de las microempresas cuenta con página web corporativa y solo la mitad de las pymes provee de tecnología móvil con acceso a Internet a sus empleados, dato que desciende al 15,5 % en el caso de las más pequeñas. Sin embargo, este colectivo empresarial tendría que ser consciente de que las nuevas tecnologías están cambiando el modelo de negocio y que no hay marcha atrás, hasta el punto de que el negocio digital supondrá en el año 2018 el 20 % de la industria española.

Para Antonio Gálvez, director de Vector Pyme, uno de los problemas fundamentales radica en que muchas de estas compañías no saben qué tipo de tecnología elegir, al tiempo que la misma supera su capacidad económica, por lo que uno de los retos comienza por elegir la solución más adecuada y asequible. Algo en lo que Vector está especializado.

Publicidad

Y es que tal y como Gálvez destaca, hay que tener en cuenta tres puntos clave: valorar y sopesar en qué parte del proceso productivo es más rentable incluir tecnología y a partir de ahí invertir. Contar con un socio tecnológico para la instalación, puesta en marcha y mantenimiento de la solución elegida y no descuidar en ningún momento la seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.