Parece que las operadoras móviles virtuales (OMV) no lo van a tener fácil a la hora de acceder a una parte del pastel del negocio del 4G, ante la “supuesta” negativa de las operadoras con red móvil propia de alquilar este tipo de redes, según un informe realizado por la web del ahorro Kelisto.es, que ha analizado el acceso a Internet a alta velocidad que tienen 6,5 millones de clientes de las OMV. ¿La razón? Las OMV ofrecen precios más competitivos porque al no tener red propia sus costes operativos son menores, lo que hace que las grandes operadoras con red propia estén perdiendo clientes en favor de los OMV.
Kelisto.es ha contactado con las tres operadoras principales para conocer su opinión. Orange no hizo ningún comentario, mientras Movistar y Vodafone señalaron que no se niegan a alquilar sus redes pero que tienen que elaborar un plan de viabilidad.
“Telefónica tiene 4G desde septiembre y nunca se ha negado a ofrecerlo a las OMV que utilizan nuestra red. Simplemente hay que cerrar acuerdos técnicos y comerciales que no son sencillos”, explicaron fuentes de la compañía.

Publicidad

Por su parte, Vodafone explicó que “no se niega a dar servicio 4G, pero antes que nada hay que elaborar una propuesta económica y comercial que tiene notables implicaciones y un plan técnico de prestación del servicio que ni es inmediato ni resulta tan sencillo como se pueda pensar”.
Algunas de las operadoras móviles virtuales están reaccionando a esta situación. Es el caso de Pepephone, que ha anunciado su ruptura con Vodafone por negativa a ofrecerle el servicio 4G, ha denunciado a la operadora británica por incumplimiento del contrato.
Kelisto.es cree que de prosperar la denuncia cambiará la tendencia y al cumplir los contratos se mejora la oferta para el usuario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.