ERTEs-revistapymes-taieditorial-España

A medida que pasan los meses y la situación económica no mejora, las compañías siguen luchando por su supervivencia y las medidas para empresas y autónomos van renovándose en defensa del empleo. Pero ¿qué implica para las organizaciones la nueva aprobación de los ERTE?

Desde la consultora Valio Consulting, su fundador Yannick Charton, recuerda que la aprobación del Real Decreto-Ley que prorroga hasta el 31 de enero de 2021 los expedientes de regulación temporal de empleo, y las ayudas para trabajadores autónomos afectados por la crisis de la covid-19, no es una medida a la que se pueda acoger todo el mundo, solo empresas que lo necesiten, aunque se ha incluido en la misma a la hostelería, ocio nocturno y comercio.

Publicidad

Charton destaca que la misma contempla una mejora sobre la protección de fijos discontinuos y trabajadores a tiempo parcial, que cobrarán el 100 % de la prestación por desempleo. Se prorroga hasta el 31 de enero la exclusión de los despidos por causas objetivas y la suspensión de los contratos temporales, entre los que se incluyen los formativos. Y no se podrá trabajar horas extra, externalizar actividades o llevar a cabo nuevas contrataciones, excepto en casos justificados.

¿Qué exige el Gobierno a empresas y autónomos? Que, si la empresa llevó a cabo un ERTE regulado, el mantenimiento de empleo tiene que ser de seis meses, contando desde el primer momento en que se reincorporó al primer trabajador, explica Charton. Pero también hay excepciones. Si el ERTE se realizó según el Real Decreto Ley 24/2020, los seis meses contarían a partir desde la fecha de entrada en vigor de dicha norma. Y si se decide prorrogar el expediente de regulación de empleo con exoneraciones, la empresa deberá mantener al trabajador por un nuevo periodo de medio año.

También hay que tener en cuenta las exoneraciones de las cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores afectados por empresas con una mínima tasa de recuperación, recuerda. Así, las compañías con menos de 50 trabajadores tendrán el 85 % de exoneración sobre la aportación empresarial y las de más de 50 empleados el 75 %.

La norma también señala que los trabajadores a tiempo parcial podrán cobrar el ERTE mientras lo compatibilizan con otro trabajo, pero siempre y cuando en el otro empleo el trabajador no supere el 100 % de la cotización.

Desde Valio Consulting, Charton recuerda que dejan de existir los ERTE por rebrote, pero se han creado otros por impedimento y limitación de actividad. Y para poder acceder al beneficio la actividad empresarial tiene que estar incluida en el listado CNAE.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.