BI-revistapymes-madrid-españa

La revolución tecnológica y los nuevos modelos de negocio basados en la nueva economía nos han demostrado que hoy en día la ventaja competitiva está más en la excelencia que en el tamaño, y para las pymes que saben jugar bien sus cartas, esto supone un interesante avance.

Es lo que siempre nos han dicho nuestras abuelas: más vale ser cabeza de ratón que cola de león. El ratón es pequeño, pero su cabeza piensa, es ágil y tiene más capacidad para correr que muchas grandes corporaciones a las que les pesan las complejas estructuras y la burocracia interna. Si eres pequeño, eso sí, has de maximizar los esfuerzos para ganar en eficiencia, optimizar tus recursos, reducir los costes, mejorar la cadena de producción, y sobre todo, apostar por la tecnología para llevar una gestión inteligente de tu negocio.

Una gestión inteligente supone un modelo de dirección en el que cada procedimiento, cada herramienta, cada metodología, están orientados a resultados y consiguen sacar el mejor partido a cada área de la compañía. Pero además, en la era de la información, una gestión inteligente es aquella que sabe aprovechar el valor de los datos.

El terreno del big data, el business intelligence (BI) y la analítica de datos no es en absoluto exclusivo de las grandes compañías, sino que para las pequeñas empresas puede representar el punto de inflexión que les permita dar ese salto cuantitativo y cualitativo que necesitan para hacer crecer su negocio.

Si bien hasta hace no demasiado tiempo parecía que este mercado se cerraba a las pymes por su exigencia de especialización y de costes, poco a poco han ido surgiendo nuevas modalidades de servicio como los productos ‘as-a-service’, que proporcionan una alternativa flexible y escalable, de implementación sencilla y con unos costes más asequibles.

BI 2- directortic-madrid-españaNecesidades BI

Sin embargo, es importante tener en cuenta que sus necesidades no son exactamente las mismas que las de las grandes corporaciones. Precisamente, el Sexto Estudio de Mercado Dresner Advisory Report sobre business intelligence en pequeñas y medianas empresas se ha centrado en analizar las diferencias de desarrollos y puntos de vista que existen entre ambos segmentos empresariales.

En general, la valoración del BI (o cómo utilizar los datos para tomar mejores decisiones) por parte de las pymes es cada vez más positiva. Los objetivos, sin embargo, cambian según sean las prioridades y el tamaño de la empresa. Si bien en todos los casos «facilitar la toma de decisiones» es la razón principal que les mueve a utilizar este tipo de tecnologías, las medianas y grandes empresas tienden más a buscar la «mejora de la eficiencia operacional», mientras que al reducirse el número de empleados suele priorizarse el crecimiento de los ingresos y la mejora de la ventaja competitiva.

Así, las pymes colocarían su foco principal en las tecnologías BI más básicas, como reporting y cuadros de mando, y menos en datawarehousing, o gobernanza. Igualmente, estas compañías más pequeñas aprovecharían estas herramientas, sobre todo, para ventas y marketing. Es decir, a más pequeñas, más estratégicas.

Hoy, más que nunca, toda la información que llega a través de las interacciones físicas y digitales representa un tesoro incalculable que puede permitir optimizar especialmente el área de marketing y ventas, pero también adaptar los productos y servicios para optimizarlos y sacarles el mayor rendimiento. Las empresas son conscientes de ello, pero tener la información no implica directamente ser capaz de utilizarla, especialmente cuando nuestro personal no es experto en estos temas.

Es imprescindible saber limpiar y analizar todos esos datos que nos llegan desde mil frentes distintos para que puedan ser realmente útiles. Por eso son tan importantes soluciones como WebFOCUS business intelligence (BI) de Information Builders y otras herramientas analíticas, que permiten tanto a las compañías grandes como a las pequeñas disponer, utilizar y actuar sobre sus datos de manera más estratégica, no solo dentro, sino mucho más allá de su compañía, para lograr resultados tangibles. Y de forma realmente sencilla, sin necesidad de implantaciones complicadas ni de profundos conocimientos técnicos.

Presupuestos BI

Siguiendo con el informe de Dresner, para este año se espera que las pymes mantengan o incrementen sus presupuestos para los planes de BI, y se confirma que están más motivadas que las empresas grandes a contratar software en la modalidad ‘as-a-service’, así como a utilizar más software open source y experimentar en social media, análisis, text analytics y otras áreas donde el riesgo y las potenciales recompensas se ven favorecidas por su pequeño tamaño.

Las pymes avanzan rápido en tecnología. La necesitan especialmente en aspectos como las aplicaciones y los sistemas transaccionales. Pero una última pista: es clave que la apuesta tecnológica esté integrada en la propia estrategia de negocio de la compañía, que se alimente de ella y al mismo tiempo le dé servicio, para que todas las áreas del negocio estén alineadas, conectadas y avanzando bien coordinadas en una misma dirección. Cuando los datos fluyen adecuadamente, interconectados y bien analizados, son el mejor elemento para cimentar el crecimiento de una empresa y favorecer su capacidad de adaptación a un mercado cambiante.

La inteligencia nos permite jugar nuestras cartas siguiendo la estrategia más adecuada para obtener los mejores resultados, y la pyme inteligente, con la agilidad del ratón a su favor y sabiendo aprovechar las ventajas de la analítica de datos, está sobradamente preparada para conquistar el futuro.

Miguel Reyes

VP EMEA South & LATAM de Information Builders

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.