Se busca recepcionista. ¿Cuántas veces hemos visto este tipo de anuncios en las páginas de los periódicos? Las generaciones de trabajadores y empresarios más veteranos acudían a las mismas, en función de lo que la ley de la oferta y la demanda imponía para satisfacer sus necesidades mutuas en el mercado laboral. La transformación digital se impuso y el tablón de anuncios de empleo se transformó, llegando a todas las pantallas digitales posibles y todas las redes sociales imaginables.

La revolución tecnológica ha llevado a empresarios y talento a acudir a plataformas de contratación móvil. A apps que buscan la ubicación entre empleadores y demandantes de empleo que facilitan la comunicación y la contratación, en un momento apasionante para un mercado laboral que está cambiando a un ritmo tan acelerado, que representa un desafío para todos. Para los empresarios porque tendrán que adaptar sus compañías a una transformación imparable, que engullirá a quienes no lo hagan. Y a los trabajadores porque deberán adaptarse a las nuevas exigencias que marcan los tiempos, en una constante renovación de actitudes, aptitudes y motivaciones.

El reloj de la innovación

El reloj de la innovación humana y tecnológica sigue marcando el paso. Y no permitirá un minuto de retraso si queremos coger el tren de los tiempos. Los últimos avisos para subirnos al mismo ya se están dando. En los próximos 25 años, el 47 % de los empleos que hoy conocemos serán historia. En breve las empresas demandarán menos contables, secretarias, trabajadores de servicio al cliente o trabajadores de cadenas de montaje, entre otros. Puestos que serán llevados a cabo por la robotización o la inteligencia artificial.

En los próximos meses los tablones de anuncios de las organizaciones demandarán expertos en big data, profesionales que combinen analítica y creatividad, manejando herramientas de marketing y redes sociales para definir estrategias de crecimiento de usuarios o ventas; o diseñadores UX+UI, con el fin de que las interfaces estén plenamente adaptadas a las necesidades de los usuarios, por poner algunos ejemplos.

Retos

Y, como aquellos que se preparan para su gran viaje, todos serán conscientes de aquello que debe meter en su maleta laboral. Los trabajadores una preparación que se adecue a las demandas y nuevas habilidades como la resolución de problemas complejos, la inteligencia emocional, la creatividad, el pensamiento analítico o el liderazgo e influencia social. Y los empresarios, en su búsqueda por encontrar el talento que se adapte a sus necesidades, adaptarse a las nuevas exigencias de los empleados, entre las que priman una mayor flexibilidad para conciliar vida profesional y personal o una mayor motivación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.