Desde hace un tiempo los mensajes de WhatsApp se presentaban como pruebas en juicios, siendo algunas determinantes para dictar sentencia pero… ¿seguirá sucediendo esto tras demostrar Javier Rubio, ingeniero y perito informático del Colegio de Ingenieros de Informática de Madrid, que los mismos se pueden manipular? Así lo confirma el experto, quien afirma que los mensajes recibidos en un smartphone Wiko Goa en el que está instalado WhatsApp (enviados desde un Samsung Galaxy S6), pueden ser manipulados fácilmente y sin dejar ningún rastro, alterando directamente la base de datos en la que se almacenan. Es más, comenta que pueden pasar por auténticos incluso ante el estudio de un examen forense realizado por un perito informático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.