La empresa española TECHNOactivity, enfocada al desarrollo de soluciones innovadoras de comercio electrónico móvil, ha desarrollado MYMOID, un servicio de pago por móvil. Con un posicionamiento muy enfocado a empresas, José María Martín, CEO de MYMOID, afirma que su plataforma es una de las más completas del mercado, ya que agrupa todo: “estamos integrados con diferentes pasarelas, gestionamos diferentes medios de pago, tenemos aplicaciones que se pueden embeber dentro de la dinámica de las empresas y somos también entidad financiera, lo que nos permite diseñar procesos de gestión de circulante, trasferencias… que son necesarios en los procesos de pago para las empresas”.
En su opinión, cuando las empresas estén preparadas, tienen que abrir la posibilidad de comunicarse con sus usuarios, siendo el smartphone un canal perfecto para hacerlo. “Y si estás vendiendo, tienes que tener implementado en ese medio de comunicación un medio de pago, por lo que el pago por móvil se tiene que ver como una herramienta de venta y comunicación del usuario”.

 

¿Cómo ha sido su trayectoria desde que tuvieron la idea hasta su lanzamiento al mercado? ¿Cómo convencieron al capital riesgo para que invirtieran en su compañía?
Con una idea muy meditada. Queríamos ser un negocio muy sólido, más allá de una mera aplicación o una idea para hacer que funcionen los pagos por móvil. Esto, con un modelo de negocio detrás y un planteamiento coherente para un mercado real es lo que convence a un inversor.

¿Cuánto tiempo tardaron desde que tuvieron la idea hasta que la misma estuvo en el mercado?
Aproximadamente un año en convencer a los inversores y dos desarrollando la plataforma. En el camino también hemos cerrado todas las necesidades legales como la licencia del Banco de España, las acreditaciones de seguridad PCI para el almacenamiento de tarjetas y datos de usuarios.

MYMOID cuenta con la ventaja de ser el primer servicio de pago centrado en operativa móvil que opera a través de su entidad de pago, bajo la supervisión del Banco de España. ¿Qué significa esto de cara al mercado?
La garantía de que los fondos y los datos que gestionan con nosotros están garantizados. Hay un supervisor: el Banco de España, que es el que vela por que las cosas se hagan bien en una empresa privada.

Entre sus ventajas figuran el registro único de usuarios, el agrupamiento de medios de pago, recibos digitalizados y sistemas de seguridad avanzados como la identificación de doble factor, sin olvidar que los datos financieros no serán compartidos con terceros. ¿Cómo funcionan?
Hay un malentendido generalizado de lo que es pago por móvil. Se ha intentado centrar la atención en que el pago por móvil es pagar con una tecnología determinada que tiene un móvil pero realmente significa que el usuario, a través de su móvil, gestiona los medios de pago.
La tecnología de comunicación ya sea NFC, códigos QR, SMS, bitcoins… permite establecer la comunicación entre usuario y comercio. Los datos viajan a través de ese interfaz de comunicación pero realmente la tecnología es o RFID o escaneo. El pago está en la gestión que se hace a través del móvil y la hacen los propios usuarios con sus medios de pago, ya sean tarjetas, cuentas de medio de pago on-line, monedas virtuales… esto es realmente pagar con el móvil, que el usuario pueda pagar en cualquier situación, tanto en la vida real como en la virtual.

¿En qué momento estamos en este sentido? ¿Qué porcentaje de usuarios reales pagan con el móvil en España?
Este es el año del pago por móvil. Hasta ahora quien ha estado monopolizando la conversación de pago por móvil han sido los bancos y las operadoras de telecomunicaciones. Y realmente quien tiene que liderar este mensaje son las empresas que ofrecen a los usuarios la posibilidad de efectuar este medio de pago.
Ese es un poco nuestro planteamiento. Nosotros ayudamos a las empresas a que incorporen tecnología para ofrecer la operativa de pago a sus usuarios, por lo que quien tiene que liderar el cambio son las propias empresas. Si tú no tienes un producto o servicio que te permite pagar a través del móvil, por mucha tecnología que haya en el mercado, el usuario está ajeno a todo eso.

¿Lo están haciendo?
Hasta ahora no había tecnología suficiente para que las empresas tuvieran herramientas que pudieran ofrecer a los usuarios. Las empresas tienen que adaptarse a los requisitos de las entidades financieras y lo que quieren es incorporar en su dinámica habitual otra forma de pago.
Herramientas como la nuestra permiten que la empresa configure estas posibilidades.

¿Cuál está siendo la estrategia de TECHNOactivity?
El camino directo es evangelizar a las empresas, y enseñar que lo que tenemos es una plataforma que se adapta a lo que ya tienen, que no tienen que cambiar nada de su flujo de negocio, sino que nosotros adaptamos nuestra tecnología a cómo las empresas quieren gestionar la comunicación y la relación de pago con sus usuarios.
Tenemos un feed-back muy bueno porque piensan que por fin tienen una propuesta que se adapta a ellos y se ven en la obligación de elegir porque ese es otro de sus miedos: qué wallet eligen. No quieren escoger solo uno sino algo que sea universal, que el usuario pueda decidir con qué banco pagar, con qué tarjeta. Ahora se les abre la visión porque pueden incorporar una tecnología universal.

¿Les abre las puertas ser españoles?
En España sí. La verdad es que cuando hablamos de pagos necesitas establecer relaciones de confianza. Te tienen que ver, tocar y si algo va mal tienen a quién llamar para decírselo. Es como una sensación de proximidad. En España es positivo.
A nivel internacional es un poco más el servicio que proporciones y si tu tecnología y servicio son los adecuados, se mira menos pero en España esto es importante.

En este momento unos 16 millones de españoles han realizado, al menos, una compra por el móvil. Las expectativas que se les abren son enormes. TECHNOactivity se lanzó al mercado en octubre del año pasado. ¿Cómo está siendo su penetración en el mismo?
Los dos sectores en los que estamos penetrando con más fuerza son el de mensajería y el de restauración, donde hemos iniciado dos proyectos muy importantes: uno con MRW, con quien hemos lanzado el contra rembolso móvil —contra rembolso y pago en domicilio, utilizando el móvil como medio de pago—. Este es uno de los objetivos de la mayoría de las empresas: reducir el uso del efectivo porque de esta manera también disminuyes tiempo de liquidaciones, de recaudación, al tiempo que eliminas riesgos de robos y haces el servicio más cómodo para el usuario.
En el sector de la restauración vamos a iniciar un proyecto piloto con la Universidad Europea de Madrid ya que tienen una comunidad de 7.000 estudiantes que utilizan las  cafeterías y los restaurantes del propio campus y queremos que los estudiantes paguen en los mismos con el móvil. También estamos trabajando en el sector retail, donde vamos un poco más lentos.

¿En qué medida los españoles estamos utilizando el móvil para pagar?
Esa es un poco la clave. Todos utilizamos servicios que nos sirven en el día a día. Son aplicaciones y las aplicaciones han cambiado todo. Ahora ya no utilizamos los servicios que nos da una operadora sino los que nos son útiles y tienes las aplicaciones que son las que utilizas. Tu móvil es el contenedor que te permite que utilices tus aplicaciones pero es cada usuario el que elige cuáles usa. Por eso, cuando hablamos de pago por móvil no es solo decir tengo un wallet y me sirve para pagar en todas partes sino tengo la aplicación de una determinada compañía que es la que voy habitualmente a comprar. Entonces, ¿para qué me tengo que bajar un wallet y ver si funciona en las empresas o los comercios a los que yo voy si los comercios me pueden proveer directamente ese servicio? Esta perspectiva es mucho más natural porque si se impusiese un sistema de pago, al final no llegaría a todas las empresas. Sin embargo si eres fan de una empresa o un comercio, es mucho más fácil que esa empresa acabe adoptando un medio de pago para ti a que negocie con el medio de pago universal que no existe y no va a existir. Tan solo hay que ver que cada vez se ven más monederos y más aplicaciones donde se puede pagar. El secreto está en las aplicaciones y detrás de ellas  está la empresa.
Por un lado la empresa no sabe qué aplicaciones tiene que utilizar y por otro lado el usuario tiene mucho miedo a todo lo relacionado con la seguridad. ¿Qué tipo de seguridad incluye su aplicación?
La seguridad te la imponen los estándares de seguridad necesarios para almacenar información financiera, por lo que estamos supervisados para cumplir los estándares, por lo que tenemos doble seguridad.

Entre sus ventajas figuran el registro único de usuarios, el agrupamiento de medios de pago, recibos digitalizados y sistemas de seguridad avanzados como la identificación de doble factor, sin olvidar que los datos financieros no serán compartidos con terceros. ¿Cómo funcionan?
Una empresa de innovación como la nuestra tiene que diseñar soluciones para resolver problemas, mejorar situaciones que ya existen e implementar una solución mucho más adecuada, por esta razón todo lo que diseñamos es con el objetivo de facilitar un proceso y uso.
Nuestra diferencia principal es que desarrollamos nuestra plataforma con la posibilidad de embeberla e incluir nuestra tecnología en las aplicaciones de terceros. Trabajamos mucho con tecnologías de NFC, escaneos de códigos, etc.

¿Cómo puede un comercio y un usuario utilizar las herramientas de TECHNOactivity?
Nuestra plataforma MYMOID está diseñada desde un punto de vista básico donde tenemos una herramienta para usuario y otra para el comercio, de tal manera que cualquier comercio que quiera ofrecer el pago por móvil lo puede hacer con nuestra plataforma estándar.
Si quiere incorporar los flujos y las dinámicas que establece nuestra plataforma, le ayudamos a incorporar y personalizar la misma. Y si un comercio, a través de su smartphone o desde su propio ordenador de TPV puede iniciar un proceso de pago, solo tiene que comunicar a sus usuarios que ya puede cargar con el móvil, descargándose una aplicación que es la que va a recibir la operativa de pago. Si el usuario no conoce todavía el sistema y no tiene descargada ninguna aplicación, le llegaría un sms donde se le informa que para pagar esa operación tiene que descargarse una aplicación desde las store del fabricante de su terminal: Apple Store, Google Play o la tienda de Amazon.

¿Cuáles serían los costes para el usuario y la empresa?
Gratuito para el usuario y para la empresa tiene un coste por operación muy similar a lo que está pagando por un datáfono de tarjetas de crédito.

¿Cuáles son sus objetivos para este año y el año que viene?
Conseguir el mayor número de clientes e ir de la mano de los mismos. Queremos que la tecnología esté disponible y tras esto el incremento del número de operaciones. Queremos que la tecnología funcione, que la gente cambie su manera de pagar.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.