igualdad

Mucho se viene hablando de igualdad ante la celebración del día de la mujer trabajadora el próximo 8 de marzo. Sin embargo, la igualdad sigue siendo una asignatura pendiente en el mundo empresarial, un poco más sensible antes las continuas reclamaciones de millones de mujeres y cada vez más hombres. Independientemente de estas reclamaciones, los datos hablan por sí solos: según diferentes estudios, las organizaciones con diversidad de género en su directiva generan márgenes operativos superiores al 40%.

Por ello, el número de organizaciones que ponen en marcha programas para impulsar la igualdad y la diversidad está aumentando. Sin embargo, desde SAP aseguran que no avanzan tan rápido como quisieran porque siguen existiendo “sesgos inconscientes que conducen a la desigualdad entre géneros”, afirman desde la multinacional alemana. “Sesgos que comienzan en el momento en el que se redacta el texto de una oferta de empleo y que continúan a lo largo del proceso de gestión de personas a la hora de entrevistar o contratar al candidato, en el momento en el que se fijan sus objetivos y su salario, en la evaluación del desempeño y el desarrollo de carrera o cuando se decide a quién se promociona”, destacan.

Así lo constataron al analizar cómo habían avanzado sus clientes en el ámbito de la igualdad y darse cuenta de que, a pesar de impulsar políticas de mejora, no había aumentado el porcentaje de mujeres en plantilla, ni en puestos directivos, fruto de los sesgos asentados a lo largo de toda la cadena de gestión del capital humano.

¿Cómo puede llevarse a cabo este proceso?

Ante esta realidad, SAP ha desarrollado la iniciativa BusinessBeyondBias, para ayudar a las empresas a eliminar el sesgo en todo el proceso por medio de la tecnología. Con la inteligencia artificial elimina el lenguaje sexista en los anuncios de ofertas de empleo y con el machine learning busca a los candidatos ideales para cada oferta.

Para terminar con la brecha salarial analiza las tablas salariales en función del nivel de dificultad de las tareas a desempeñar y de la responsabilidad para establecer sueldos adecuados, independientemente del género.

Pero el proceso no acaba aquí ya que una vez incorporados a la empresa, desde SAP se afirma que es fundamental que se tengan claros los objetivos para que el desarrollo de carrera y el desempeño sean igualitarios. “La tecnología ayuda a la redacción de los objetivos, monitoriza su consecución y proporciona feedback continuo sobre su cumplimiento”, señalan. Por ello, a la hora de establecer la compensación y de promocionar a los empleados, el proceso es objetivo. Y las empresas pueden visualizar la diversidad de género en la organización en todo momento, para detectar si se puede estar produciendo algún tipo de desigualdad.

Se proporciona formación a los directivos para ayudar a que eliminen el sesgo y en los programas de mentoring se aplica machine learning para elegir a los candidatos y mentores adecuados para cada caso. Esto también se lleva a cabo con los programas de formación y desarrollo, que, gracias a machine learning, son sugeridos al empleado teniendo en cuenta únicamente sus intereses, sus aspiraciones de carrera y el perfil de logros, independientemente del género.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.