El compromiso adquirido por ICO con el Capital Riesgo se traduce en los 1.200 millones de euros del que dispone el recién estrenado Fond-ICO Global, orientado al crecimiento y recuperación del sector del Capital Riesgo español, explicó Román Escolano, Presidente del Instituto de Crédito Oficial. A finales de octubre finalizó el plazo que tenían los fondos de capital riesgo para presentar sus propuestas a la primera convocatoria lanzada por ICO para seleccionar tres gestoras de Capital Expansión y tres de Venture Capital. En el caso del capital expansión el Instituto de Crédito Oficial invertirá un máximo de 70 millones de euros en cada fondo o 15 veces el capital comprometido por el equipo gestor, mientras los fondos tendrán que invertir entre dos y 100 millones de euros en compañías españolas no cotizadas con menos de tres años de vida. Para el Venture Capital, ICO invertirá en los tres fondos seleccionados un máximo de 20 millones de euros o 20 veces el capital comprometido por el equipo gestor. Además, los fondos deben invertir en compañías con menos de cinco años de vida. Una gran oportunidad, como se comentó a lo largo de la jornada, para que este sector se convierta en los próximos cuatro años en un elemento de financiación para las pymes españolas.
Román Escolano comunicó que la segunda fase del proceso tendrá lugar el 21 de febrero de 2014, fecha en la que lanzarán más fondos y una tercera antes del verano de 2014.

Publicidad

El futuro del sector en España

Por su parte, José Gefaell, director general de negocio de ICO, recordó que el crédito es uno de los factores que tiene un mayor valor multiplicador sobre el PIB. El montante del mismo por parte de ICO en 2012 fue de 65.000 millones de euros formalizados, 40.000 de ellos como nuevo crédito. Los otros 22.000 millones como refinanciaciones.
En 2013 asciende a casi 40.000, cerca de 20.000 como nuevo crédito, la mayoría concedido a pymes.
Gefaell dijo que gracias a estas inyecciones de liquidez se está empezando a salir de la crisis. Además confirmó que desde el ICO están pagando más de 600 millones de euros a los proveedores de diferentes organismos, cosa que harán con los ayuntamientos a finales de año.
A la hora de hacer balance sobre el segmento pymes indicó que desde el ICO se está observando cómo el crédito es insuficiente y el ratio de rating de las pymes ha sido arrastrado hacia el bono basura. “La mora está en máximos históricos y el rating de las pymes en mínimos históricos”, advirtió. Por ello desde este organismo se está incentivando a las pymes para que internacionalicen, al tiempo que se están cambiando las estructuras de las líneas de mediación y los préstamos para las pymes se han disparado, concediéndose más que el año pasado: 1.600 millones de euros al mes, por lo que se espera que a finales de año se hayan superado los 13.000 millones de euros.
Subrayó que los fondos de Capital Riesgo son uno de los principales actores a la hora de capitalizar a las empresas. En ese sentido fue creado Fond-ICO Global, resaltando que el mismo no pretende hacer de capital riesgo sino incentivar la inversión privada del mismo con el fin de capitalizar a las empresas.

Pedro López, principal de Permira Asesores, puso la mayor nota de optimismo al asegurar que en este momento estamos mucho mejor que en los últimos cuatro años, con una mejora sustancial de la economía con respecto a los últimos dos, fruto de las exportaciones y la moderación salarial, aunque, en su opinión, la demanda interna va a tardar al menos otro año en reactivarse. Reconoció que es un buen momento para levantar fondos desde el punto de vista español porque ahora hay mucha liquidez.
Mientras para Ángel Santos, socio de Cross Road Biotech, “hay muchas oportunidades para los fondos más especializados y una gran oportunidad para seleccionar buenos proyectos basados en una óptima tecnología, con equipos que han perfeccionado su propuesta y su oferta. Aunque, en su opinión el problema viene de la mano de que no somos capaces de atraer suficiente número de inversores privados, siendo la aparición del Fond-ICO Global “una magnífica noticia para el Venture Capital”. Es más, Javier Ulecia, vicepresidente de ASCRI, reconoció que esto es lo mejor que le ha podido pasar al sector en los dos últimos años.

“Perspectivas del Capital Riesgo en España”
Durante el evento se presentó el estudio “Perspectivas del Capital Riesgo en España” en el que se plasman las conclusiones de una encuesta realizada a 276 socios y directivos, integrados en 157 entidades vinculadas con esta actividad, correspondientes a 89 entidades diferentes.
Fernando García Ferrer, socio responsable de Private Equity en KPMG, resaltó el contexto macroeconómico positivo tanto para la economía española como para el sector desde la perspectiva de nuevas operaciones como de inversión o desinversión.
El 42 % de los encuestados opinan que la reactivación del sector tendrá lugar durante la segunda mitad de 2014, frente a un 15 % que lo adelanta a la primera mitad del año. En definitiva, 2014 puede marcar un cambio en la tendencia que hemos vivido en los últimos tiempos. Sin embargo, no se destaca una mejoría de la financiación bancaria.
Respecto a la captación de nuevos fondos la perspectiva, para el 46 %, es también positiva, considerando 2014 como un entorno mejor para levantar fondos. La procedencia de los fondos sería para el 53 % nacional y para un 37 % mixto. Tan solo un 10 % opina que sería internacional. Y a la hora de invertir, para el 75 % se elegiría dónde invertir, en función del track record, seguido por la estrategia de inversión.
Respecto a la actividad inversora destacan los precios atractivos en España y los negocios interesantes, así como nuestras relaciones estratégicas con Latinoamérica. Las oportunidades de inversión se centran en la cartera industrial del sector financiero y en los negocios no estratégicos de grandes corporaciones. Y por sectores: servicios, industria y salud.
En cuanto a la desinversión, casi la mitad de los encuestados opina que su volumen tenderá a aumentar respecto a ejercicios anteriores, al tiempo que piensan, en el 70 % de los casos, que habrá mayores posibilidades de vender algunas de las participadas de la cartera histórica.
En definitiva, conclusiones muy favorables en todos los sentidos.
En cuanto al Venture Capital, en el entorno empresarial e institucional el
55 % considera que la Ley de Emprendedores tendrá un bajo impacto en el sector. Tampoco son muy optimistas con respecto a la financiación bancaria, de la que opinan que se mantendría como el año anterior. Esto enlaza también con la captación de nuevos fondos, considerando que la captación de los mismos se mantendrá igual que en años anteriores, con una procedencia de fondos combinada entre fuentes nacionales e internacionales. Por tipo de inversor, los inversores públicos e inversores institucionales como principales protagonistas nacionales y como internacionales solo los institucionales. Y, al igual que en el segmento de Private Equity, los inversores elegirían dónde invertir, en función de las rentabilidades históricas, seguido de la calidad de los equipos gestores.
La actividad inversora vendría marcada por la existencia de negocios interesantes y precios atractivos y dentro de la tecnología las áreas que despertarían mayor interés serían la biotecnología, Internet y movilidad. Todo ello junto a una actividad inversora mayor. Una actividad marcada por el aumento del volumen de operaciones y el volumen de valor, propiciado por los precios atractivos.
En cuanto a la desinversión, la mayoría opina que mostrará cifras similares a otros años y habrá más posibilidades de vender algunas de las participadas de la cartera histórica y
con una mayor fluidez en la rotación de la cartera en los próximos meses.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.