cazatalentos

Internet ha revolucionado el mundo, pero no lo es todo, al menos en cuanto a la búsqueda de talento se refiere. Los headhunters o cazatalentos siguen teniendo un papel fundamental en la era 2.0, en la búsqueda del candidato ideal en un cargo de responsabilidad. Así lo afirma Carlos Alba, associate director de HEADWAY Executive Search.

Según un estudio llevado a cabo por esta firma en 2017, las principales razones por las que las empresas siguen recurriendo a esta figura profesional para sus procesos de reclutamiento van desde su capacidad para identificar perfiles complicados de encontrar, su mayor facilidad para atraer a personas que no habían pensado cambiar de trabajo o su asesoramiento a lo largo del proceso. A lo que habría que añadir otro elemento fundamental: casi el 80 % de los candidatos incorporados mediante un proceso de headhunting permanece en la compañía que le ha contratado tres años después de su incorporación, un valor incalculable para la organización en posiciones fundamentales para la misma.

¿Qué valora el cazatalentos?

La excelencia profesional es el rasgo principal que lleva a un cazatalentos a contactar con un profesional, reconoce Carlos Alba. Los directivos que más destacan consiguen una reputación de la que se harán eco los headhunters, asegura, si bien advierte que no todo vale para lograr resultados: hay que cumplir objetivos.

A la hora de elegir a un candidato, la marca personal ayuda en gran medida y para lograrla aspectos como contar con un perfil completo en Linkedin, estar presente en los medios de comunicación y en eventos de networking son fundamentales.

Reinventarse es otro de los requisitos necesarios, sobre todo para aquellos profesionales que quieren afrontar nuevos retos. Esto requiere, según Carlos Alba contar con un segundo y hasta un tercer idioma, competencias tecnológicas, de comunicación y gestión de equipos, junto con una actitud intraemprendedora: promover nuevos productos, servicios o proyectos dentro de una organización empresarial.

El CV no debe dejarse a un lado, a pesar de que algunos directivos dejen de preocuparse por el mismo cuando alcanzan cierta estabilidad laboral. Por ello, Alba aconseja contar con una hoja de vida actualizada que refleje no solo los cargos desempeñados, también los resultados obtenidos, el presupuesto gestionado o el número de personas a nuestro cargo.

Y todo ello junto a aspectos que nunca deberíamos dejar de cuidar: nuestra apariencia y actitud, transmitiendo la confianza que se espera encontrar en un profesional de éxito.

Yes que tal y como Carlos Alba reconoce, “un directivo estelar no solo tiene que ser brillante, también debe parecerlo para conquistar a los responsables de una empresa al ser propuesto”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.