La financiación, ese caballo de batalla al que tienen que enfrentarse emprendedores y empresas también existe, aunque nos cueste creerlo. Es más, según Antonio Ríos, director de riesgos minoristas de Bankia, “se tiene que dar financiación en tiempos revueltos porque es cuando los empresarios comprenden qué significa reestructurar una empresa. Los bancos tienen que ver si eso es viable y si lo es, ayudarles porque las compañías tienen que sobrevivir a estas épocas”. Esta es una de las conclusiones de la sesión sobre cómo conseguir financiación, en la que además se nos permitió conocer más a fondo que el crowdfunding puede ser una alternativa, como recordó Miguel Moya, vicepresidente de la Asociación de Empresas de Crowdfunding de España. Y una herramienta de validación de ideas, aunque también existen las redes de inversores como AEBAN (Asociación Española de Business Angels), quienes se dirigen a los buenos proyectos, tal y como comentó Pedro Trucharte, su representante en el Salón MiEmpresa. “Cada vez se están creando más vehículos de inversión”, comentó, “aunque los inversores se quejan de que no hay buenos proyectos y las empresas de que no hay inversión”. Y, aunque desde ENISA, Ángel Palazuelos, su director de operaciones, lo ve complicado. Recuerda que la banca tradicional está haciendo un gran esfuerzo para poner en manos de las empresas lo que ellas necesitan, al tiempo que existen otros recursos como los anteriormente mencionados.
Además, desde Bankia, Antonio Ríos recuerda que las entidades financieras tienen que diversificar el riesgo y dar financiación en función de la capacidad de pago, por lo que les interesa conocer el riesgo empresarial. En resumen, el pago lo concederán en función de la viabilidad del proyecto o empresa y de unos niveles de endeudamiento razonables.

Publicidad

¿Qué valoran los inversores?
A la hora de invertir en una empresa, sobre todo en cuanto a inversores de capital riesgo se refiere, piden pasión por el proyecto que se está llevando a cabo, un buen modelo de negocio, experiencia previa en ese sector, polivalencia, liderazgo, la capacidad de rodearse de personas competentes en su compañía, sin que el sueldo sea un reclamo; conocimiento de las soluciones que manejan, una gran capacidad de ejecución, flexibilidad, un buen equipo, dando paso a gente que viene de fuera…
En el caso de Mark Erik Kavelaars, director general de IVC, prefiere invertir en proyectos tecnológicos, con una innovación real, patentable. Ángel García, CEO Fundador de Lanta Capital, prefiere negocios globales, que se enfoquen a grandes mercados, escalables y con capacidad de atraer a inversores de otros países. Elisabeth Martínez, directora de Conector, proyectos que hayan pasado por alguna aceleradora, con un líder claro, un buen equipo y un modelo de negocio definido.
En cuanto a los errores que se cometen al acudir a un inversor, comenta que falta de liderazgo y de entrega por parte de todos los miembros del equipo. Para Ángel García, saber si el proyecto es invertible o no y un mal business plan y para Mark Erik Kavelaars no saber hacer crecer la compañía.

Mi empresa se consolida, ¿cómo capto a un gran equipo?
Y en medio de todo esto, ¿dónde dejamos el talento, ese bien que puede hacer crecer a las empresas? Este fue el eje central sobre el que giró la ponencia de Marta Díaz Barrera, socia directora de Talentoscopio, experta en gestionar el mismo. Marta Díaz destacó el desfase que existe en el mercado laboral entre la oferta y la demanda. Y para muestra un botón: en el año 2015 se quedarán sin cubrir 864.000 puestos de trabajo, afirmó. ¿Por qué sucede esto? Podemos responder a esta pregunta diciendo que en el año 2003, por ejemplo, el número de matriculados en informática descendió un 40 %. Por lo tanto, tal y como afirma la experta: “si el mercado demanda un determinado perfil pero no hay suficientes personas especializadas en el mismo, hay un problema”. Aunque no es el único, ya que comenta que “no estamos preparados para captar el potencial digital que podrían llegar a tener las personas”.
¿Qué podemos hacer? Utilizar la magia, contar historias, definir el perfil que buscas, el tipo de funciones que tiene que realizar, leer bien el CV del usuario para hacer una buena entrevista, pensar las preguntas que nos puede hacer, para darle las respuestas adecuadas, buscar algo diferente en el candidato para aportar valor a tu equipo, haciendo que la competencia se quede a años luz de ti. Incluso va más allá al asegurar que en el proceso de elección hay que ser sincero con la persona a la que estás entrevistando, transmitir confianza para que el otro se implique y aporte a tu proyecto y hablarle del equipo porque cuando se incorpore, el ambiente va a ser muy importante.

Por otro lado, recomienda una serie de claves a las empresas como seguir una estrategia de comunicación porque en cuantos más canales estemos, en más lugares estarán hablando de nosotros. Otra sería la estrategia del imán: retener a nuestro candidato ideal por un tema económico, funcional y psicológico. Además, aconseja ver cómo estamos creando identidad a nuestro proyecto o tener en cuenta que perder a un buen trabajador cuesta tres veces más que lo que nos ha costado captarle, porque el talento atrae al talento. Y algo muy importante: si no se encuentra al mejor, hay que volver a empezar el proceso. “Y cuando des con él hazle sentir importante.

No pierdas ventas

Pagar o no con tarjeta en un negocio puede hacer a la empresa ganar o perder ventas ¿Te has planteado cuántas pierdes por este motivo? Y es que según el dato que dio Ignacio García, managing director de iZettle en España, compañía de pagos sociales que facilita la interacción de pagos entre comercios y empresas, en Europa hay 26 millones de negocios que no las aceptan. En España hay más de tres millones de microempresas que atraviesan por la necesidad de ver cómo pueden vender más. “Y teniendo en cuenta que el pequeño comercio va a ser nuestro motor, hay que ponerle los mecanismos para que salga de esta situación”, dice, “sobre todo cuando el pequeño tiene que adaptarse mejor a las necesidades del cliente. Hay que facilitarles la capacidad de cobrar”.
Incluso va más allá al afirmar que “todo el mundo quiere un móvil que acepte pagos y el 73 % de las pymes creen que las soluciones de movilidad tienen un retorno tangible”. Incluso plantea que el mercado está valorando cómo satisfacer dar un mejor servicio, en un momento en el que el 58 % de las pymes cree que la oferta de soluciones de movilidad es madura o se encuentra madurando. Y en todo ello iZettle quiere jugar un papel importante, con una “obsesión”, cómo reinventar el punto de venta. Por poner un ejemplo, reconoce que en el último año han trabajado en la analítica para averiguar los días en los que una empresa vende más, para que sus usuarios entiendan lo que tienen en sus negocios.
Y es que con su app gratuita, un lector de tarjetas y una impresora, el comerciante podrá operar con iZettle. La única fuente de ingresos de esta compañía es el pago por transacción, incorporando recientemente su tarifa flexible: “cuanto más lo usas, menos pagas”, afirma contundentemente.

Tu elección soy yo
Las ventas también provienen del
e-commerce, uno de los canales que más han crecido en los últimos tiempos: un 18 %, mientras Jesús Sánchez Lladó, director de la Unidad E-commerce y de Paquetería de Correos, asegura que si el ritmo sigue a esta velocidad, en 15 años casi toda la venta podría hacerse a través del mismo.

Pero, recuerda que el poder de decisión de compra la tiene el cliente. Entonces ¿cómo posicionarnos? En primer lugar aconseja cubrir las necesidades del cliente, preguntándonos qué quiere
el mismo, porque cuando realizamos una compra buscamos una emoción, un momento único, que es lo que debemos conseguir. También debemos atraer tráfico a nuestra web, conseguir el boca-oreja y para ello debemos captar a ese entorno del mercado. Y tener en cuenta que cuando alguien compra algo quiere aquello por lo que ha pagado, sin sorpresas, por lo que el instante en el que se recibe el paquete es de los más importantes, mucho más que la web, a quien damos mayor importancia. Y es que Jesús Sánchez define el momento de la entrega como crítico, “una parte de nuestro valor añadido”, al tiempo que recuerda que la efectividad del contrarrembolso es muy fuerte, por lo que hay que aprovecharla.
¿Otros consejos? Las páginas web tienen que ser intuitivas y el proceso de compra rápido. Tienes que pedir un e-mail, un número de teléfono, por si hay algún problema, una tarjeta de crédito y una dirección física. Y todo ello sin olvidar decir las unidades de las que disponemos del producto que demandan, para que el cliente sepa a qué atenerse. Y en caso de producirse picos de ventas como en Navidad, hay que buscar una empresa que tenga la infraestructura necesaria para solucionar el problema.

Superando las dificultades…
Fernando Álvarez, empresario y coach de resultados a corto plazo, se centró en el positivismo y en enseñar a aislar los muros que nos rodean y que no nos dejan progresar, entre ellas las distracciones diarias en nuestro trabajo como el Whatsapp, una llamada, el e-mail… que nos llevan a una desconexión, aparcando las tareas, con determinadas consecuencias.
Y es que tal y como comentó, la tendencia hoy en día es cortoplacista, lo que nos hace hipotecar nuestro futuro. ¿Cómo solucionar este problema? “Si a nuestro cerebro le damos un beneficio a largo plazo, irá a por eso. Tenemos que tomar el control para que trabaje en ese sentido”, señala. “Ver el placer que vamos a tener a medio-largo plazo”.
Otro muro importante pueden ser las personas —algunas nos pueden dar problemas e impedirnos lograr nuestros objetivos—. Por ello recomienda intentar entenderles, al igual que nos gusta que nos entiendan a nosotros y más eficaz todavía: convertirlo en nuestro amigo, empatizar e intentar entender por qué se está comportando así. Porque si comprendemos sus cimientos, será más fácil empatizar y conectar y cuando conectamos lo logramos todo.

Por último, hay que derribar el muro interno: todos tenemos una voz dentro de nosotros que nos dice cosas. Hay formas de controlarla, asegura. La concentración tiene que ser absoluta, no puede haber espacio para vocecillas. “Hay que tener resistencia mental para lograr un rendimiento mayor y vivir la vida que queremos”, puntualiza. En definitiva: rodear los muros ajenos, no hipotecar tu vida a corto plazo y tener siempre presente que los muros están para superarlos.

Plataformas de comparación
Los comparadores se han convertido en imprescindibles tanto en el ámbito personal como profesional, por su transparencia en los precios y el ahorro en dinero y tiempo. PackLink, comparador de logística, está creciendo fuertemente en España. Entre sus ventajas añadidas figuran sus descuentos del 50 % en España y del 70 % a nivel internacional, así como el hecho de poder competir con las grandes empresas en la parte de la internacionalización.
Y es que con PackLink, el cliente elige la empresa de mensajería que prefiere, sabiendo que va a tener una atención hasta las 23 h y una simplificación en la parte administrativa y de facturación, con un seguro de hasta 100 euros por defecto, explica Regina San Miguel, directora de marketing de la compañía.

La Ley de Emprendedores no funciona
España no se lo pone fácil a quien quiere crear una empresa. Esta es una de las conclusiones que podemos destacar de la tercera edición del “Observatorio de Clima Emprendedor 2013”, realizado por Sage y la Fundación Iniciador. ¿Lo peor de emprender? La falta de dinero, que se suele superar en parte gracias a la familia, así lo manifiestan el 42 % de los autónomos y el 45 % de las pymes, acrecentándose la presencia de los business angels en el panorama inversor español, al menos así lo manifiestan el 12 % de las pymes con entre seis y ocho empleados.
Las ayudas brillan por su ausencia, se quejan los encuestados, y las cargas fiscales son consideradas como un lastre tanto para un 22 % de los autónomos como para el 33 % de las pymes, por lo que piden la ayuda de la Administración Pública para subsanar estos problemas.
En cuanto a la Ley de Emprendedores, considerada por el Gobierno como la panacea, es desconocida por seis de cada diez emprendedores y los que la conocen no creen que vaya a facilitar el emprendimiento ni que les vaya a ayudar en su negocio. Y, como la misma cambiará en función de sus resultados, autónomos y pymes solicitan tres medidas nuevas: el aplazamiento del pago del IVA para las facturas pendientes de pago, que ya está en ciernes, ampliar los incentivos fiscales a las empresas más pequeñas e incentivar con beneficios fiscales a los inversores privados.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.