En cuanto a salarios se refiere, los mismos están congelados desde 2012, año en el que hubo fuertes ajustes, aunque el 28 % de las empresas encuestadas afirma que incrementó los mismos. Para este año se esperan ligeros incrementos salariales en posiciones críticas. Por ciudades: Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Sevilla son las que cuentan con las retribuciones más altas para un mismo perfil, bajando a medida que desciende la categoría del perfil solicitado. Esta ciudad también acapara el mayor número de ofertas laborales. Solo la mitad de los empresarios a los que se ha preguntado si pagan una remuneración variable a sus empleados ha respondido afirmativamente, descendiendo un 51 % frente al 56 % con respecto al año anterior. La mayoría de los que lo hacen la abonan compaginando los resultados individuales con los de la empresa. Y a la hora de elegir, prefieren hacerlo, en el capítulo de los beneficios no financieros, con coche de empresa, formación externa, seguro médico y dietas. Por su parte, los trabajadores prefieren formación externa, seguro sanitario, tickets de comida y coche de empresa, por ese orden.
Un dato a destacar es que no somos nada solidarios a la hora de bajarnos el sueldo para que se realicen nuevas contrataciones, ya que solo el 6 % de los empleados estaría dispuesto a hacerlo.

Publicidad

Despidos
La reforma laboral, llevada a cabo por el Gobierno en 2012, se ve de una manera más positiva que el año pasado, aunque tan solo ha ayudado a un 22 % de las empresas encuestadas y al 41 % no le ha servido para nada, según manifiestan. Otro 22 % considera que les aportará algo positivo en un futuro. Y entre las principales dificultades que aducen en este sentido figuran la rígida legislación laboral, la falta de dinamismo, la dificultad de acceso al crédito para la creación de nuevos puestos de trabajo y el desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles.
La retención de profesionales, al margen de los despidos provocados por la crisis, se ha debido, fundamentalmente, al miedo de perder el trabajo. En cuanto a los despidos, el 54 % de los empresarios tuvo que llevarlos a cabo sobre todo en trabajadores que tienen una experiencia de entre dos y diez años. Una buena noticia es que el 64 % de los empresarios no tiene en cuenta los costes por despido a la hora de hacer la selección.
De los desempleados, un 48 % había sido despedido y de ellos un 23 % había rechazado una oferta laboral por considerar que el salario ofrecido era bajo, las ofertas no se adecuaban a su perfil profesional o los proyectos les resultaban poco interesantes.
Un 80 % de los trabajadores encuestados no se arrepiente de la formación elegida pero entre los que lo hacen figuran los que han estudiado en las áreas jurídico legal y de marketing.
Otra buena noticia la representa el hecho de que el 53 % de los empresarios quiere ampliar su plantilla durante este año, siendo los perfiles más buscados los de ventas y comerciales, seguidos por ingenieros e informáticos y los relacionados con las TI. Los idiomas y la formación técnica resultan imprescindibles a la hora de encontrar trabajo.
Entre los empleados que quieren cambiar de empleo, el 28 % quiere hacerlo por sentirse estancados en su carrera profesional, al no recibir un aumento de salario o promoción. En cuanto a la posibilidad de cambiar, es una opción que considera el 82 % de los mismos, frente al 70,6 % del año pasado, aunque solo la mitad de ellos están buscando seriamente. ¿Por qué cambiar? Para crecer profesionalmente, buscar nuevos retos, conseguir un aumento de salario de entre el 10 y el 20 % …
Según el estudio, encontrar un nuevo trabajo cuesta menos de seis meses, con una media de CV enviados a menos de diez empresas por candidato, siendo los contactos personales la mejor opción para lograr un nuevo puesto laboral.
La posibilidad de trabajar en el extranjero también es valorada por el 86 %, con Europa como lugar preferido. Los que no lo hacen es por razones familiares, aunque de los que ya han emigrado, el 52 % quiere regresar a España en algún momento.

Y a la hora de valorar…
Los empresarios valoran, sobre todo, la experiencia de los candidatos, su proactividad, dinamismo, polivalencia, adaptación, capacidad de trabajo, conocimiento del sector y las ganas de trabajar en equipo. Y, por supuesto, hablar inglés es fundamental.
El informe también habla de los errores más comunes que se comenten en las entrevistas de trabajo y que pasan por la antipatía, la arrogancia o los comentarios negativos de sus jefes.

Valoración por sectores

Por sectores podemos decir que en el de atención al cliente se pronostica poca demanda de teleoperadores, supervisores y coordinadores, aunque sí de managers de contact center.
En la banca se espera que la llegada de dinero extranjero cree empleo, mejorando los salarios en figuras comerciales, fundamentales. En cuanto a los perfiles financieros, primarán los perfiles internacionales, muy cualificados y con amplia experiencia en el desarrollo de negocio, control y seguimiento del presupuesto de las filiales. También se pedirán perfiles orientados a la revisión de procesos de Due Diligence, con bases técnicas muy fuertes para adquirir nuevos negocios o vender los que no sean rentables.
Las empresas relacionadas con la construcción y las ingenierías que han internacionalizado seguirán contratando pero siempre con miras en el exterior. Y es que la ingeniería se está convirtiendo en un sector cada vez más internacional. Entre las mayores demandas figurarán los puestos de ingenieros de calidad, de procesos y lean manufacturing, responsables de proyectos y de UAPs, ingenieros de desarrollo de producto, aeronáuticas y electrónicos/robóticos para automatización y jefes de ingeniería.

Por su parte, el legal está comenzando a reactivarse ya que se ha producido un ajuste en las grandes firmas y los empleados despedidos han creado boutiques legales, al tiempo que las empresas comienzan a apostar por el crecimiento de sus equipos jurídicos para ahorrar costes y contar con un asesoramiento más personalizado. ¿Los más demandados este año? Los abogados Inhouse y los bancario-hipotecarios.
En cuanto al denominado “life sciences” predominan los puestos relacionados con el área de acceso al mercado, relaciones institucionales, sales program, CRM y business intelligence, aunque disminuyen los enfocados a las RR.PP. y marketing. En el lado opuesto figuran los shoppers marketing y responsables de desarrollo de negocio internacional, resultando los mismos muy difíciles de encontrar.
También está creciendo el de la logística, gracias al crecimiento del mercado latinoamericano y la demanda de comerciales con buen nivel de inglés y conocimientos de otros idiomas en la zona euro. Han crecido los profesionales especializados en una región o mercado vertical, buscándose asimismo expertos en inside sales/pricing y export managers. Este año también se mantendrá la demanda de brand manager, trade marketing manager y key account manager.

Por su parte el perfil de office manager está asumiendo responsabilidades de otras áreas, siendo los más demandados el gestor de impagados, el customer service, office manager, administrativos con idiomas y recepcionistas. Perdiendo importancia los de secretario, secretario de dirección, administrativo de marketing y asistente jurídico.
En el comercio electrónico tienen un gran auge los directores de comercios electrónicos, digital manager, especialistas SEO y analistas ecommerce. Perfiles jóvenes que su bagaje sea digital completamente, capaces de liderar equipos digitales multidisciplinares, con conocimientos de todas las disciplinas digitales; siendo los más difíciles de encontrar los de digital manager y trafficker.
Los departamentos de Recursos Huma
nos están volviendo a ser valorados, buscando perfiles de gestión que se conviertan en socios del negocio como los HR business partner, aunque los más solicitados serán los especializados en compensación, beneficios, desarrollo y adquisición del talento. También se necesitarán profesionales con experiencia en la gestión de expatriados e international recruiters con conocimientos en la selección 2.0 y el dominio de varios idiomas. En este 2014 se espera un mayor auge del sector para retener el talento en las empresas.
En retail se necesitan perfiles on-line, vendedores con idiomas como el chino, ruso o árabe, directores de boutique de lujo, key account managers, diseñadores y compradores y responsables de e-commerce.
Dentro de los seguros los suscriptores, directores comerciales, comerciales senior de grandes cuentas, analistas estratégicos de seguros, directores de atención al cliente y profesionales de marketing on-line.
Y dentro de las TI perfiles relacionados con el insourcing de perfiles clave para que las empresas no externalicen a los de Project manager, consultores funcionales SAP, CRM manager, BI manager… y la externalización de perfiles de body Shopping. Al tiempo que nacen start-ups que piden personas especializadas en movilidad y big data. También crecerá la demanda de perfiles con conocimientos de servicios cloud, SaaS, big data, e-commerce, consultoría y desarrollo.

INMA ELIZALDE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.